Encontrar el equilibrio en tu noviazgo



Hoy os traemos un tema que puede llegar a ser muy estresante en el noviazgo. Siempre insistimos en lo importante que es para nosotros cuidar la relación y, en definitiva, cuidar al otro. Pero, ¿y cuidar a tu familia, cuidar a tus amigos, o simplemente cuidarte a ti mismo?


Encontrar el equilibrio


Seguro que, cuando pensamos en una relación, la imagen que se nos viene a la cabeza es la de dos personas que se desviven una por la otra. Al final, eso es el amor: vaciarse de uno mismo para servir al otro. Hasta aquí todo bien, todos de acuerdo.


Pero, ¿querer a mi novio debe ser excluyente de querer a mi familia y amigos, o de dedicar tiempo a Dios y a mí mismo? Pues…, ¡obvio que no! Hemos de encontrar el equilibrio. Es decir: está bien querer hasta vaciarte de ti mismo, pero vacíate en más de una persona.


Seamos sinceros


Después de leer esto, quizá pienses que estás muy bien cómo estás, y que no necesitas querer a nadie más o dedicar tiempo a alguien más. Pero te invitamos a hacer una reflexión: ¿realmente te estás vaciando en tu pareja, o es simplemente una forma de dedicarte más tiempo a ti? Porque, seamos sinceros: ¿a quién no le gusta estar 24/7 con su pareja?


Esto último es algo que cuesta, sobre todo si eres la parte dependiente (en concreto, a mí -Ana- me cuesta muchísimo: me queda mucho margen de mejora).


Cinco motivos definitivos


Si aún no te has convencido de esto que te explicamos, a continuación te dejamos cinco motivos definitivos que te ayudarán a comprender por qué es bueno cuidar los espacios en la relación:

  1. ¿Qué hay mejor que saber que tienes una pareja que se entrega a los demás?

  2. Si el otro es entregado a su familia y amigos ahora, lo será en un futuro contigo, y con la familia que forméis.

  3. Crecer cada uno de forma individual es tanto o más importante que crecer los dos juntos como pareja.

  4. Resulta imprescindible quererse a uno mismo para querer al otro.

  5. Hay que aprovechar la etapa del noviazgo para dedicar tiempo a la familia y los amigos, ya que luego, en el matrimonio, puede ser naturalmente más difícil.

* * *


Si tenéis cualquier pregunta, no dudéis en escribirme a @princespequitas. También podéis vernos a los dos en Youtube: Querer para dummies. ¡Nos vemos en el próximo artículo!