Vicios: curar mis heridas



Giovanni Pico della Mirandola fue un pensador renacentista que reflexionó mucho sobre la dignidad del ser humano. Él decía que el ser humano había sido puesto en el centro del universo —debajo de las creaturas espirituales, pero sobre las terrenales—, aunque sin un puesto fijo. No tenía un lugar fijo para que él, en atención a su libertad, eligiera su lugar. Era un camaleón que podía abajarse hasta la más inferior de las bestias y convertirse en una de ellas, o elevarse a las alturas de los ángeles, e incluso hacerse uno con la divinidad.