Sexualidad en el embarazo



Como en muchos aspectos de la sexualidad femenina, también en la época del embarazo parece que hay, por así decirlo, morbo. Cada vez aparecen más fotografías de famosas desnudas embarazadas. Algo tan íntimo, tan propio y exclusivo de la pareja, se pone a la vista de cualquiera. Pero tratemos el tema de hoy: existen muchos mitos sobre el sexo en el embarazo. Vamos a mostrar alguno de ellos:


Mito #1: “Es algo egoísta, ya que no se piensa en el bebé”


El bebé está muy protegido, tanto por el líquido amniótico que hay en el útero como por el útero mismo. Hay que evitar esos pensamientos de que el sexo en el embarazo —estando los dos cónyuges de acuerdo— es egoísta. Salvo en casos de embarazo de riesgo, por lo cual hay que preguntar siempre al médico, no hay problema en tener sexo.


Mito #2: “Hay posturas mejores”


La mejor postura es aquella en la que la mujer está más a gusto. Es verdad que, a medida que avanza el embarazo, la posición de “él sobre ella” se descarta por incomodidad de la mujer. Y, en la posición “ella sobre él” o en la de costado, la mujer está más cómoda a medida que avanza el embarazo. Pero siempre será ella la que indique la posición.


Mito #3: “Aumenta la libido”


Esto depende mucho de cada mujer. Hay mujeres que pueden sentirse más atractivas y que sientan un aumento su libido. Cada vez se ven más mujeres que exponen su cuerpo embarazado en las redes sociales. Puede ser que algunas de ellas —evidentemente, no todas— se sientan especiales y más atractivas, y quieran mostrarse así en sus posteos y ante su pareja.


Otras, por el contrario, pueden pensar que han perdido su figura y no se encuentren atractivas. Quizás se sientan con pocas ganas de mostrar su cuerpo y, por lo tanto, baja su libido.


Otras veces, simplemente quieren mostrar cómo avanza su embarazo a sus amigos en las redes, sin que haya motivos ulteriores. Por otro lado, cabe aclarar que la alteración hormonal puede tanto aumentar la libido como disminuirla.


Mito #4: “Las contracciones orgásmicas pueden desencadenar un aborto espontáneo”


El tipo de contracciones del parto y las orgásmicas son de naturaleza diferente. Por ello, es preciso destacar lo siguiente: no se suman las unas a las otras, ni se potencian entre sí.


Un importante recordatorio


Respecto de la sexualidad en el embarazo, sumado a destacar los mitos, creemos necesario recordar que hay que tener cuidado cuando:

  • Tienes sangrado vaginal sin causa aparente;

  • Estás perdiendo líquido amniótico;

  • El cuello uterino comienza a abrirse prematuramente (incompetencia cervical);

  • La placenta cubre parcial o totalmente la abertura cervical (placenta previa);

  • Tiene antecedentes de trabajo de parto prematuro o parto prematuro.

Todo ello requerirá consulta y seguimiento médico, y sus instrucciones son muy necesarias para evitar cualquier inconveniente en el embarazo.


* * *


Los que hemos expuesto son los mitos más clásicos, y el recordatorio que les dejamos es importante. Consideremos que el embarazo es una época en que la mujer se encuentra más incómoda, tiene cambios hormonales y anatómicos que repercuten en su vida cotidiana.


No constituye el momento de mayor esplendor: la mujer puede sufrir náuseas, vómitos, estreñimiento, aumento de pechos —e incluso dolor en ellos—, la tripa —por así decirlo— se choca por todas partes, y además, la variedad de ropa de embarazada es menor, con las consecuencias que ello trae para la forma en que la mujer se ve a sí misma.


Pero queremos dejarles esto: saber que dentro de ti hay otra vida y que dentro de poco abrazaras a tu bebé hace que estas incomodidades se tornen más llevaderas. Sin lugar a dudas.


Para cualquier duda, puedes consultarnos en Instagram: @lonuestro.info