Juguetes sexuales



Los llamados “juguetes sexuales” son en su gran mayoría artilugios que se usaban en prostíbulos y lugares de “mala vida”. Ahora, más sofisticados y fabricados con materiales nuevos, se venden como una cosa nueva, pero la realidad es que la mayoría están ya en muchos grabados antiguos. No hay nada nuevo en este tema —como en casi nada.


Nosotros no hablamos habitualmente de estos temas ya que nuestro objetivo es enseñar una sexología al margen del morbo —que muchos se empeñan en provocar—. Pero como a veces, por curiosidad, preguntáis, nos hemos decidido a explicarlos.


Es verdad que no todo lo que se vende en esas tiendas nos parece mal. Hay unos dilatadores vaginales para el vaginismo que son muy útiles. En cambio, hay vitaminas y plantas que dicen aumentar la erección; otros, la potencia sexual; y para las mujeres, el deseo sexual. Estos últimos no hacen nada. Pensad que si fuera así no se venderían en esas tiendas, sino en las grandes cadenas y habría estudios que los apoyaran. Se habrían hecho ricos.


Hay muchas categorías en estos “juguetes sexuales”. Veamos algunas:


1. Cremas y lubricantes


Hay cremas lubrificantes, otras que mejoran la erección o dan más sensibilidad a la vagina, etc. Las lubrificantes son muy útiles para cuando la mujer tiene la vagina poco lubrificada. Las otras pueden ser útiles en algunos casos concretos, pero hay que tener cuidado. Suelen usar productos rubefacientes —aumentan la circulación sanguínea como resultado de una irritación— y puede que irriten demasiado y ocasionen un problema. Por otra parte, muchas veces no hacen lo que “prometen”. Lo mejor es probar con una pequeña cantidad y ver cómo reacciona nuestro cuerpo.


2. Juegos eróticos de mesa


El típico son las cartas. Una baraja que va proponiendo hacer cosas. Nos parece muy infantil someterse a unas cartas para “poder hacer cosas”, buscar la excusa de “me tocó y lo tuve que hacer”. La sexualidad no es algo para jugar según las cartas que salen. Es como el juego de irse quitando ropa según vaya la suerte.


Hemos visto las cartas y proponen cosas que a nosotros, como pareja, nos parecen patéticas por la vulgaridad y falta de originalidad. Por otra parte, proponen, por ejemplo, masturbarte delante del otro. En fin, como se ha dicho, no es nada original y al final rebaja el sexo matrimonial a unos naipes. Creemos que hay que ser capaces de hablar de sexo sin refugiarse en unas cartas, y practicar un sexo libre de morbo. Hay juegos mucho más “triviales” pero, en general, caen todos en las mismas ordinarieces.


3. Sadomasoquismo


Nunca lo hemos entendido. Son propuestas que son más propias de una sala de torturas. Sufrir para disfrutar no es muy normal. Dicen: “es una simulación y los dos entran en el juego”. Cuidado con el nivel de simulación que tiene cada uno. Más de una tragedia se ha producido por esa diferencia.


4. Otros artilugios


Hay artilugios para tener relaciones con varias personas a la vez. También muy antiguos. Penes artificiales es el más típico. Como veis, ni nuevo ni bueno para relaciones conyugales.


5. Masturbadores


Son aparatos que te masturban. Aquí se centran más en las mujeres. El afán de popularizar la masturbación en las mujeres es, en nuestra opinión, masculinizar su sexualidad. Se venden como una liberación, pero son una esclavitud. Ya hay mujeres que piden ayuda para liberarse de estos aparatos, ya que han dejado de disfrutar de su pareja —sexualmente hablando.


La masturbación es un fraude. Disfrutar de la sexualidad en solitario —o con más gente, pero sin compartirlo— es como una amistad no compartida. Puede dar algún placer, pero al final sabes que estás solo.


* * *


¿Ya veis? No somos muy partidarios de estos “juguetes”. Al llamarlos juguetes se les quiere quitar toda carga negativa de los antiguos artilugios usados en prostíbulos y así conseguir que se acerque más gente creyendo que son una novedad.


Os animamos a ser creativos en vuestras relaciones íntimas. El no tener ni idea e ir aprendiendo juntos es muy divertido. Las relaciones sexuales, más que de técnica, se trata de amor, entrega y capacidad de recibir.

Para más consejos y temáticas como esta, podéis seguirnos en nuestra cuenta de Instagram: @lonuestro.info.