Conocer nuestra historia para conocer nuestro futuro



Ya hemos dialogado sobre nuestras expectativas y lo que es para nosotros el matrimonio. Ahora es tiempo de introducirnos en aquellos temas que muchos matrimonios hubieran preferido saber antes de casarse. No estamos forzados a repetir patrones de nuestros padres, pero es una realidad que, si no los conocemos y trabajamos, terminamos cometiendo los mismos errores. Cada persona tiene su propia historia y, al pensar en matrimonio, debemos estar dispuestos a escribir una nueva historia en conjunto, teniendo muy claro lo que sí y lo que no queremos en nuestra nueva vida.


El futuro de un matrimonio sólido no depende de qué tan perfectos somos como pareja, si no de qué tan dispuestos estamos a ser mejores y trabajar en ello cada día. Abran el corazón para compartir, sincerarse y escuchar al otro. Busquen un espacio en la naturaleza o libre de distracciones para hacer los siguientes ejercicios.


Ejercicio 1


Es muy importante profundizar en el tema de manera individual y en pareja.


Para él:

  • Haz una lista de los aspectos positivos que ves en tu padre: ¿en qué te gustaría parecerte a él?

  • Haz una lista de los aspectos negativos que ves en tu padre: ¿en qué te gustaría diferenciarte de tu padre?

  • Haz una lista de los aspectos positivos que ves en tu madre: ¿ves algo positivo de tu madre en tu pareja?

  • Haz una lista de los aspectos negativos que ves en tu madre: ¿ves algo negativo de tu madre en tu pareja?


Para ella:

  • Haz una lista de los aspectos positivos que ves en tu padre: ¿ves algo positivo de tu padre en tu pareja?

  • Haz una lista de los aspectos negativos que ves en tu padre: ¿ves algo negativo de tu Padre en tu pareja?

  • Haz una lista de los aspectos positivos que ves en tu madre: ¿en qué te gustaría parecerte a ella?

  • Haz una lista de los aspectos negativos que ves en tu madre: ¿en qué te gustaría diferenciarte de tu madre?


Ahora compartan sus resultados. Platiquen a profundidad cada uno, qué les gusta y qué no les gusta de sus padres, en qué te pareces y en qué se parece tu pareja a sus padres. ¿Qué les gustaría cambiar y qué ejemplo les gustaría seguir?


Ejercicio 2


De la misma manera, es muy importante reconocer los patrones de resolución de problemas y cómo hemos aprendido en casa a enfrentarnos a ellos.


Podemos ser afortunados y tener unos padres ejemplares que nos han enseñado el diálogo sincero, el perdón, la comunicación asertiva y el cariño, pero, siendo realistas, la mayoría crecemos en hogares donde la discordia o la falta de comunicación se hacen presente.


Es por eso que es recomendable hacer el siguiente ejercicio de manera profunda, abrir el corazón con humildad y soltar las máscaras que muchas veces se quieren hacer presentes.


Contesta a cada una de las siguientes preguntas de manera individual:


  • Cuando existe una discusión en casa ¿Cómo reacciona tu padre? ¿Cómo reacciona tu Madre? ¿Cómo solucionan el problema?

  • ¿Cómo lograban llegar a acuerdos?

  • ¿Alguno de los dos llegó a ser violento (física o verbalmente)? Aventar cosas, golpear objetos, gritar violentamente, etc.

  • ¿Cuál es la manera de pedir perdón de tu padre? ¿Cuánto tiempo aproximadamente le tomaba hacerlo?

  • ¿Cuál es la manera de pedir perdón de tu madre? ¿Cuánto tiempo aproximadamente le tomaba hacerlo?

  • ¿Alguna vez llegaron a tener un problema tan fuerte que no durmieron juntos?

  • ¿Alguna vez llegaron a tener un problema tan fuerte que se dejaron de hablar? ¿Por cuánto tiempo era lo más común?

  • ¿Alguna vez llegaron a tener un problema tan fuerte que alguno de los dos se fue de casa?

  • ¿Tus padres están divorciados, o viven juntos?

  • ¿Cuáles han sido sus temas o puntos de problemática?


Tú:

  • ¿Al enojarte te identificas con alguno de los dos?

  • ¿Cómo reaccionas tu frente a una discusión en casa?

  • ¿Cuál es tu manera de reconciliarte?

  • ¿Se te dificulta pedir perdón?

  • ¿Te dura mucho el enojo?

  • ¿Has dejado de hablar con alguien por enojo?

  • ¿Has llegado a ser violento (física o verbalmente)?

  • ¿Huyes del conflicto? Prefieres no hablar del tema para evitar una discusión


Observa tus respuestas y escribe aquello que crees positivo y negativo sobre lo que has aprendido en casa, compartan sus respuestas.


¿Cómo llevaban la comunicación, el conflicto, el perdón y reconciliación sus padres? ¿Qué les gustaría y qué no les gustaría imitar?


* * *


Es muy importante que estos ejercicios sean un tesoro en custodia, pues tu pareja esta exponiendo su corazón abiertamente ante ti. Les recomendamos también acercarse a parejas externas que admiren, y preguntarles abiertamente cómo superan sus conflictos.


Los esperamos en el próximo artículo para platicar sobre los "Límites con la familia política".


Con cariño, Los Nandos.


Si les gustaría ver nuestro contenido, pueden buscarnos en Instagram: @nandeando