Sentido del pudor



A primera vista, el pudor sería una suerte de vergüenza de exhibir el propio cuerpo, especialmente en las partes relativas a lo sexual. Para algunos, sería algo meramente convencional, dependiente de un entorno cultural puritano ya superado. Bajo esta consideración, el pudor no tendría razón de ser en la actualidad. Para otros, en cambio, el pudor sería uno de los tantos —y necesarios— remedios frente a la hiper-sexualización de la cultura actual, especialmente en el ámbito de la imagen. Pero el pudor sería de una índole tal que sólo podría ser sostenido a partir de alguna concepción religiosa. ¿Qué hay de cierto en todo esto?