¿La postura sexual afecta el embarazo?



Si me lavo nada más terminar el coito, ¿elimino a todos los espermatozoides que hay en mi cuerpo? ¿Si levanto las piernas nada más terminar, ayudo a que haya embarazo? ¿Y si nos colocamos de tal o cual manera en el coito?


Estas son las preguntas que me suelen hacer, tanto en caso de deseo de embarazo como cuando se trata de evitar, y aquí os resumo mi respuesta, ya que es importante tener en cuenta en qué momento del ciclo nos encontramos.


Dos posibles opciones

# Opción 1: Cuando la relación sexual tiene lugar en un momento infértil, todos los espermatozoides se mueren en el ph ácido de la vagina. No entran porque el cuello del útero está cerrado por un tapón de moco muy espeso e impenetrable.

# Opción 2: Cuando la relación sexual tiene lugar en un momento de posible fertilidad o de ventana fértil: el cuello del útero está abierto y con secreción de características fértiles por la que los espermatozoides pueden entrar sin problema:


- Si es el inicio de la fase fértil las criptas del cuello del útero segregan una secreción específica que los mantiene vivos hasta que llega la ovulación. El moco cervical fértil es energía pura para ellos.


- Alrededor de la ovulación las criptas producen un moco específico que ayuda al esperma a ir hacia las trompas. Tanto los que estaban en 'reserva' de una relación sexual anterior, como los que entran en ese momento.


Entonces, en este caso de opción 2, donde se está en ventana fértil, por mucho que la mujer se lave “para que salgan” o mantenga elevadas las piernas “para que no se escapen”, ello no condicionará que haya o no embarazo. Porque si la puerta está abierta, es decir, el cuello del útero está accesible, los espermatozoides entran como por una autopista.


En conclusión


La postura sexual no importa para favorecer o no el embarazo. Lo que importa es que la mujer aprenda a reconocer el inicio y fin de su ventana fértil en cada ciclo. Esto lo consigue fundamentalmente reconociendo su patrón mucoso, cada día, durante varios ciclos, utilizando lo que llamamos Métodos Naturales o de Reconocimiento de la Fertilidad. Sólo así el matrimonio sabrá a qué atenerse, podrá decidir si tener o no una relación, sabiendo las posibles consecuencias.


Esta información que tiene la mujer es una información compartida. Es importante que los dos sean conscientes de la posibilidad de embarazo, que ambos vivan los Métodos Naturales de común acuerdo. Esta es la base de la Planificación Familiar Natural.


Podéis seguirme en mi cuenta de Instagram: @evacorujo_letyourselves.