La maravilla de la rutina



En algunas ocasiones nos han preguntado si la rutina ha afectado nuestra relación. Y es cierto que este constituye uno de los mayores miedos de la vida matrimonial. Pero la rutina resulta muy natural para el ser humano a la hora de crear hábitos y un estilo de vida propio, y tiene muchas más ventajas de las que pensamos.


Para nosotros, la rutina es la oportunidad de apreciar la grandeza de lo pequeño. Las acciones del día a día tienden a repetirse: comidas a la misma hora, levantarse, el trabajo, el cumplimiento de con las tareas de la casa o del trabajo… Es posible que la monotonía se apodere de nosotros, haciéndonos perder ese brillo que nos da motivación. Entonces, dejamos de valorar a quien tenemos a lado: simplemente nos acostumbramos a su presencia. Pero de nosotros depende que, por el contrario, la rutina aporte felicidad a nuestras vidas.


Cada día es nuevo, y hasta una acción repetida tiene su novedad. La clave está en encontrar esa novedad y en apreciar esos pequeños detalles. ¿Cómo hacer eso? Te compartimos algunos tips que pueden ayudarte.


Tener una actitud de contemplación


Este día, date la oportunidad de poner atención en esos pequeños gestos. Por ejemplo: al levantarte, escucha cómo las aves entonan un canto tan singular en la mañana. O saborea ese desayuno que aportara energía a tu día.


Sé agradecido


El poder despertar es algo maravilloso: puede ser que las obligaciones de ese día te desmotiven un poco, pero intenta pensar en ellas como un reto divertido de alcanzar, como una oportunidad de agradecer el hecho de tener trabajo.


Si no tienes trabajo, agradece la posibilidad de tener tiempo para reflexionar en lo que realmente quieres en la vida. También es importante tener esta posibilidad de pensar hacia dónde quieres dirigirte.


Disfrútalo


La vida es un proceso extraordinario. Una frase que nos gusta mucho es: “Haz de lo ordinario algo extraordinario”. Si lo que debes hacer es limpiar una oficina, ponle el mayor empeño, motivado por el hecho de verla reluciente. Incluso un viaje en coche, en medio del tráfico, puede convertirse en una experiencia relajante, si pones aquella canción que te hace bailar con solo pensar en ella.


Tú decides


En nuestras manos tenemos la oportunidad de que el día que estamos por comenzar o por terminar sea una bendición. No importan las circunstancias, sino cómo reaccionaremos ante lo que nos suceda. La calidad de nuestros pensamientos refleja la calidad de nuestras acciones.


Se más detallista


A veces creemos que los detalles afectarán a nuestra economía. Pero se trata usar la creatividad: una nota cariñosa en un post-it, por ejemplo, casi no cuesta en términos económicos, y puede aportar una gran sonrisa a la persona que la recibe.


* * *


Da lo mejor de ti en cada cosa que hagas, y verás que cada acto —por más pequeño que parezca— será parte de una vida intencional y apasionante.


Con cariño,

Los Nandos