Castidad en el noviazgo



¿Se puede vivir la castidad actualmente? ¿Acaso hay personas que siguen creyendo en eso? ¿Y si lo creen, acaso la viven?

Pues sí. Y no lo diríamos con tal seguridad si es que nosotros mismos no la viviéramos en carne propia. Hace unas semanas, por nuestro blog @losquelidos publicamos un video contando un poco de nuestro testimonio (Aquí el video). En resumen: desde el inicio de la relación y por decisión, primero, de Karla, empezamos a vivirla; y la vivimos hasta el día de hoy, ya esposos legalmente (¡fue nuestra boda civil la semana pasada!), 8 años y 9 meses después.

Entonces, sí es posible. Está claro también que no es fácil, que hay caídas, como la vida misma, pero sí es posible si los dos toman la decisión de vivirla en su relación (¡y es la mejor decisión!).

En este artículo te traemos 4 consejos prácticos para vivir la virtud de la castidad en el noviazgo.

1. Fórmense: no es fácil decidir sobre algo que no conocen

El primer consejo es conocer qué significa la castidad. Nosotros al inicio tampoco la teníamos clara, pero conforme pasaba el tiempo —y para que Renzo se convenciera por sí mismo— tuvimos que formarnos.

¿Cómo formarse? Asiste a charlas, investiga del tema, consume contenido que te motive —hay muchas cuentas en redes sociales que la promueven—, lee. Una vez que conozcas de qué se trata y entiendas que no es meramente no tener relaciones sexuales, entonces podrás, con más seguridad, estar convencido de que es la mejor decisión que pueden tomar tú y tu pareja si quieren vivir un amor verdadero.

2. Sean astutos: pongan los medios

Si ya sabes de qué se trata la castidad, entonces pon los medios para vivirla. Primero, no te quedes sol@ con tu novi@. Esto es clave, porque la carne es débil. Evita ponerte en situaciones de riesgo que puedan llevarte a hacer cosas de las que luego te arrepentirás. Nosotros, por ejemplo, evitamos estar en nuestras casas solos, no viajamos solos, etc. Sabemos que lo que hoy “sacrificamos” nos traerá un gran fruto después. 

3. Si caen, levántense

Es casi imposible que en el camino de la castidad no hayan caídas: desde pensamientos, caricias subidas de tono o incluso tener relaciones sexuales siendo novios. Si bien unas son más graves que otras, igual se ha fallado. En cualquier caso, sería triste que se queden en esa caída, se den por vencidos y crean que es imposible volver al camino de la castidad. ¡¡¡Sí es posible!!!! Hace falta que se levanten, se perdonen, se confiesen —si son creyentes— y lo sigan intentando, poniendo los medios para que lo ocurrido no vuelva a suceder.

4. Para los católicos: poner a Dios en el medio y tener a María como aliada

Este es un plus para las parejas católicas. Siempre, cuando contamos nuestro testimonio, decimos que si fuera por nuestras propias fuerzas, no lo “hubiéramos logrado”. Sin duda, ha sido por gracia de Dios que nos hemos mantenido firmes. La oración siempre ha tenido que estar presente, la confesión, visitas al Santísimo, pedir la intercesión a María para que nos guíe con su pureza. Esa fuerza ha tenido que venir de Dios. Ofrécele esta decisión a Dios y tenlo siempre presente en tu relación.

* * *

Esperamos que estos consejos les ayuden. Algo que nos parece importante señalar es que, para vivir la castidad, ambos deben estar convencidos. Es muy difícil si sólo uno de los dos quiere vivirla y el otro no. Por ello, si bien al comienzo fue una decisión de Karla que Renzo respetó, luego Renzo vio que era la mejor decisión y juntos nos motivamos y ayudamos —sobre todo cuando hay tentaciones—. Team work!

Ya saben que si tienen alguna duda pueden escribirnos por instagram a @losquelidos. ¡Nos vemos en el siguiente artículo!

AmaFuerte.com

Una mirada afirmativa de la sexualidad, vista a la luz del amor. Leer más...