Actos de servicio | 5 Lenguajes del amor



Servir Se deriva del latín servus que quiere decir esclavo. Si hacemos un esfuerzo por darle una connotación negativa a esta palabra, podemos decir que el que sirve realiza cosas para otro sin recibir remuneración alguna. Pero no se trata de darle una connotación negativa. En este artículo, queremos hablar de actos de servicio como expresión de amor. Y el amor supone que ver a la otra persona feliz me hace feliz también a mí.

¿A quien no le gusta en mayor o menor medida que hagan cosas por uno? La respuesta es obvia y gracias a Los 5 lenguajes del amor, sabemos que hay algunas personas a quienes los actos de servicio les llenan un montón: es lo que ayuda a que se sientan amadas.

Les proponemos 3 consideraciones importantes para realizar actos de servicio como expresión de amor en caso este sea el lenguaje del amor primario de tu pareja, tuyo, o de ambos.

1. Sal de tu zona de confort

Si este es el lenguaje primario de tu pareja, entonces debes saber que ella no dejará de lado sus responsabilidades, pero sí valorará que te ofrezcas a hacer algunas de más. Es muy desafiante pensar en que, mientras más hagas cosas por la otra persona, más feliz será.

Esto muchas veces requiere salir de nuestra zona de confort. Para salir de ella, a veces basta preguntarnos, ¿cuál es esa tarea extra que puedo realizar para hacer feliz a la otra persona? No diez. Una. Eso basta.

2. Expresa tus expectativas adecuadamente

Si “actos de servicio” es tu lenguaje primario, déjale saber a tu pareja no solo que lo es, sino qué esperas. Cuéntale cuáles son aquellos actos que valoras y te ponen muy feliz. Ten en cuenta que debes hacerlo astutamente. Te recomendamos hacerlo siempre desde el elogio y el aprecio, sobre todo si tu pareja tiene como lenguaje primario o secundario las palabras de afirmación.

Ya sabes, en vez de decir cosas como: “me molesta que nunca saques la basura”, puedes decir: “me encantaría que lo hicieras”.

3. Definan juntos qué tareas quisieran que el otro realice

Más allá de que este sea el lenguaje primario de uno de los dos, sí es muy importante que ambos —y más aún si están casados— se pongan de acuerdo en qué tareas prefieren que haga el otro. Aquí lo importante es ser sensatos y buscar un sano equilibrio teniendo en cuenta lo que a cada uno le gusta hacer, lo que a cada uno le molesta —y en qué medida— y lo que cada uno es bueno haciendo.

* * *

Un consejo extra que les podemos dar es que actualicen permanentemente su lista de “actos de servicio” preguntándose qué cosas son más relevantes en el momento actual. Por ejemplo, es distinto el contexto de actos de servicios en una pareja de novios que cuando ya están casados y con hijos.

“Actos de servicio” es uno de los lenguajes más desafiantes, pero que al mismo tiempo expresan el amor de una manera muy madura. Para más consejos, puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram: @complementop.

AmaFuerte.com

Una mirada afirmativa de la sexualidad, vista a la luz del amor. Leer más...