Los 5 lenguajes del amor



Luego de la etapa del enamoramiento, donde las chispitas y la adrenalina dan el arranque a la relación, queda un espacio y todo un camino en el que puede ser difícil comprender cómo amar a la otra persona. Visto desde una analogía sencilla, si juntamos a dos personas, un japonés y un inglés, probablemente no se entiendan. Para comunicarse, necesitan hablar un mismo lenguaje: español, inglés, señas, etc. De igual forma, en el amor, cada persona tiene su propio lenguaje. 

Gary Chapman, autor del libro “Los 5 lenguajes del amor”, afirma: “El corazón es para el cuerpo lo que un tanque de gasolina es para el carro”. Por ello, el tanque del amor siempre debe estar lleno si se quiere permanecer en el camino.


El autor propone identificar qué lenguaje del amor llena el propio tanque (corazón), pero, sobre todo, qué lenguaje llena el tanque de la persona que uno ama. Conocer el lenguaje del amor de la otra persona nos permite tomar acciones que mantengan lleno su tanque; es decir, hacerla feliz. Chapman busca categorizar las formas de expresar el amor de 5 maneras sencillas. Estas son:


1. Palabras de Afirmación


Luego de un largo día de trabajo, Andrés llega a la casa. Saluda. Le da de comer a Amanda (nuestra hija). Baña a Amanda. Le limpia las orejas a Milka (mascota). Yo le digo: “Amor, porfa, lave la ropa de Amanda porque tengo que arreglar el cuarto.”


Yo no le agradezco y, en la noche, él se acuesta frustrado. No se siente valorado. ¿Qué pasó? Para mí, son cosas que debe hacer, nada del otro mundo, no hay por qué elogiar su esfuerzo. ¿Cómo no me va a ayudar? 

Probablemente, si le pido una cosa más, la cosa estalle. ¿Por qué? Porque su lenguaje principal es Palabras de Afirmación. ¿Qué significa esto? Significa que su tanque estará lleno siempre y cuando yo reconozca y valore sus actos a través de expresiones de afecto, aprecio o elogio.


Si el lenguaje del amor de tu pareja son las palabras de afirmación, para llenar su tanque del amor recomendamos: dar elogios, ofrecer motivación, reconocer el trabajo bien hecho, hablar con palabras amables, expresar el trabajo valorado, ofrecer soporte emocional, etc. También es importante recordar y dar razones de por qué amamos, por qué apreciamos, por qué deseamos y valoramos al otro.


2. Actos de Servicio


Este lenguaje se refiere a las acciones —más que a las palabras— que son usadas para demostrar y expresar amor. Haciendo actos de servicio, estoy expresando mi cariño hacia la otra persona. También me siento amado o amada al recibir y ver actos concretos hechos por la otra persona. Por ejemplo, en mi caso, mi tanque está lleno cuando Andrés pasea a Milka. O cuando veo que se esfuerza por Amanda y por mí. Acciones concretas hacen que mi tanque esté lleno. Aunque, sinceramente, a veces no estoy segura de cual es mi lenguaje principal: actos de servicio o tiempo de calidad.


Si este es el lenguaje del amor de tu pareja, te recomendamos: hacer el desayuno en la mañana, tener la ropa lista —doblada y guardada—, hacer la comida favorita del otro, ayudar en las tareas del hogar, arreglar el jardín, hacerle el lunch para el día, etc.


3. Tiempo de Calidad


Si entendiéramos este lenguaje, se evitarían un sinnúmero de discusiones. Muchas veces es difícil priorizar la atención a la persona a quien, en teoría, queremos darle prioridad. El consumismo y otras necesidades nos distraen.

El Tiempo de Calidad es la manera de expresar afecto por medio de atención enfocada, sin distracciones, sin interrupciones. Esto es: escuchar atentamente, compartir tiempo y momentos, hacer cosas juntos, emprender proyectos juntos. Si este es tu lenguaje primario del amor y no te dedican el tiempo y la atención suficiente, probablemente tu tanque esté vacío.


Si este es el lenguaje de amor de tu pareja, te recomendamos: cenar juntos, arreglar o reparar cosas juntos, tener caminatas después de la cena, dejar un mensaje personalizado, leer juntos, llevar los niños a la escuela, planear vacaciones, planear una excursión, compartir historias, etc.


4. Regalos


A algunos no les importa recibir algo físico y tangible, pero otros sí consideran importante recibir detalles que simbolicen el cariño de la otra persona. Pueden ser: una rosa, un libro, una sorpresa con globos, una pluma con el nombre inscrito, chocolates, etc.

¿A quién no le gustaría recibir detalles de la persona que queremos? Si este es el lenguaje primario de tu pareja, te recomendamos: llevar flores solo porque sí, comprarle algo que ha querido por algún tiempo, enviarle un paquete sorpresa al trabajo, hacerle un mix de canciones, inscribirlo en una clase de algo que quiera, enviarle una carta con chocolates, etc.

5. Contacto físico


Las expresiones de este lenguaje son muy variadas. Pueden ir desde tener relaciones sexuales hasta agarrarse de las manos. Con este lenguaje, la persona se siente amada a través de contacto físico.


Hay que tener en cuenta que el deseo de tener intimidad habitualmente no se identifica con este lenguaje. A pesar de este deseo, tal vez uno no tenga necesidad de ser acariciado o abrazado permanentemente porque puede que su lenguaje en realidad sea otro. Por ejemplo, actos de servicio.


Si el lenguaje del amor de tu pareja es este, te recomendamos: reservar una estadía en un hotel, hacer contacto visual, darle un abrazo, agarrarle la mano, tocar su rostro, etc.

AmaFuerte.com

Una mirada afirmativa de la sexualidad, vista a la luz del amor. Leer más...