Lo esencial para casarnos



Nuestra boda estaba planeada para el 16 de mayo del 2020; o sea, ahorita. Nos comprometimos a finales del 2018 y decidimos que nuestro compromiso duraría un año y medio para poder planificar bien el día de nuestra boda y toda la vida futura que nos espera.Y a tan solo 2 meses del gran día, entramos en cuarentena en nuestro país —somos de Perú.

La ilusión todavía estaba: solo serían 2 semanas en casa, luego seguiríamos. Casi al terminar las dos semanas, el gobierno dictó 2 semanas más de inmovilización social obligatoria….y así hasta el momento. 

No negaremos que fue increíblemente difícil asimilar todo esto al inicio —y, por momentos, lo sigue siendo—. Ahora, habiendo aceptado esta realidad, te vamos a compartir lo que para nosotros es esencial para casarnos y cómo esto nos ha ayudado a tomar la decisión que les contaremos en este post.

1. Estar juntos

Esto parecería algo obvio, pero no lo es. Frente a las crisis —en este caso, una externa a nosotros—, podemos tomar dos posturas: distanciarnos como pareja o fortalecernos y crecer juntos.

A pesar de estar físicamente alejados en esta cuarentena y a pocos días de casarnos, esta situación nos ha “obligado” a comunicarnos mejor, a ser muy empáticos con el otro y a entender cómo se está sintiendo frente a esto. En conclusión, amar pese a todo. Si nos tenemos el uno al otro, habrá boda, así sea el 16 de mayo o después.

2. Estar preparados 

Sinceramente, no creo que estemos 100% listos para casarnos, pero sí hemos hecho de todo para llegar al matrimonio habiéndonos formado para entender a profundidad en qué nos estábamos metiendo. La preparación pre matrimonial nos la hemos tomado en serio, y eso, a diferencia de muchas otras cosas, no se ha cancelado.

Más allá de la ilusión que genera la boda, ambos hemos sido conscientes de la responsabilidad que significa pasar el resto de la vida el uno con el otro, y lo hemos tomado en serio.

3. Nosotros y el testigo cualificado… ¡y tenemos boda!

Como les contamos al inicio, habíamos venido planificando este día desde hacía bastante tiempo. Soñábamos con ese momento en la iglesia con nuestros amigos y familia, y luego compartiendo con ellos en una fiesta en el campo. Lamentablemente, no podrá ser así. La situación en la que estamos no nos permite continuar con los planes que teníamos… pero no todo eso es necesario para casarnos.

Siempre lo supimos: para casarnos solo necesitamos estar los dos, el testigo cualificado —sacerdote— y los testigos. Y si eso lo podemos tener apenas se levante la cuarentena, nos casamos. La fiesta, la luna de miel, la compañía de nuestros amigos y familia las podremos tener más adelante, pero el sacramento no lo postergaremos. Esta es la decisión que hemos tomado.

* * *

Aunque al inicio fue difícil, esta decisión nos da mucha paz, y eso es un indicio de que estamos tomando la decisión correcta. Después de más de 8 años de relación, lo que más queremos es darnos ese sí con la bendición de Dios y empezar nuestra nueva vida juntos. ¡Y nada ni nadie —ni el coronavirus— nos podrá detener! :D

Nuestro último consejo: si estás pasando la misma situación con tu pareja, lo mejor que pueden hacer es conversar mucho y tomar una decisión con la que los dos estén tranquilos, priorizando lo realmente importante para ustedes. 

Si tienen alguna duda o pregunta, saben que nos pueden escribir por nuestro instagram a @losquelidos. ¡Nos vemos!


___ Créditos de la foto de Los Quelidos: Alejandra Ramos, @alejandraramos_bodas.

AmaFuerte.com

Una mirada afirmativa de la sexualidad, vista a la luz del amor. Leer más...