Diez preguntas que tienes que hacer (y contestar) antes de casarte



Entre 2009 y 2019 los divorcios en los matrimonios de menos de cinco años de casados creció un 89 %. ¿Causa? Desconocida.


Pero hay algo que sí sabemos: una causa de problemas en recién casados es no haber tenido pláticas incómodas siendo novios. Aquí les dejamos diez preguntas que toda pareja debería hacerse antes de casarse. Elegimos diez preguntas base, y dentro de cada una pusimos preguntas de refuerzo, o bien, datos para ayudarte a profundizar en el tema (las preguntas 5, 7, 9 y 10 se deberían responder usando la “escala Likert”, es decir, otorgando una puntuación del 1 al 10).


#1 ¿Ves pornografía?


Está comprobado que el consumo de pornografía incrementa en un 300 % la probabilidad de infidelidad (Stack, 2004, “Adult Social Bonds and Use of Internet Pornography”). Y seguro no quieres infidelidad en tu relación.


Pero, ¿cómo abordar un tema delicado? Aproximadamente un 57 % de las personas ha visto pornografía alguna vez, así que prepara tu reacción para una posible respuesta positiva. No lo tomes personal, ni tampoco llegues con un planteamiento agresivo. Mejor ofrece tu mano para ayudar a tu pareja, por el bien de la relación.


Un consejo: si tú alguna vez has visto pornografía, parte de ahí para mostrarte vulnerable y transparente, y eso quitará barreras. Y si no, usa de excusa este hilo. Dile que no juzgarás, que entiendes que es algo que se ha normalizado. Que lo que más quieres es construir juntos un matrimonio sano.


#2 ¿Quieres tener hijos?


Una de las preguntas más obvias, ¿no? Bueno: por eso mismo, muchos no la hacen. A esta pregunta se pueden sumar algunas adyacentes: ¿qué pasaría si uno de los dos es infértil?, ¿cuántos hijos te gustaría tener, y en qué momentos?, ¿qué valores crees que son claves para educarlos?


#3 ¿Cómo llevaremos nuestras finanzas y deudas?


No hay divorcios por dinero: hay divorcios por mala comunicación sobre el dinero.


Para profundizar en este tema, pueden reflexionar también acerca de estas cuestiones: ¿ómo administraremos y nos repartiremos gastos y cuentas?, ¿tienes deudas que yo no conozca?, ¿cómo decidiremos en qué gastar?


#4 ¿Qué es lo que más te gusta de mí? ¿Y lo que menos?


Prepárate para sólo escuchar activamente, y después hacer preguntas. Esto servirá para dos cosas: primero, para potenciar lo que gusta; segundo, para trabajar en lo que no gusta ⎯aunque cabe aclarar que tampoco se trata de cumplir caprichos.


Charlen también acerca de esto: ¿qué es lo que hace que te guste/no guste eso?, ¿ves eso reflejado en acciones mías en el día a día? ¿Cuáles son esas acciones? ¿Cómo crees que podría hacer crecer eso, o hacerlo disminuir?


Piensa en esto. Tu pareja está contigo porque le gusta cómo eres. Pero eso no es excusa para que no busques cómo mejorar para ella.

#5 ¿Qué tan importante es la religión para ti?


Al mismo tiempo, cabe preguntarse: ¿cómo celebraremos en casa los días importantes para nuestra religión? ¿Tendrías problemas para acompañarme a misa cada vez que yo vaya? ¿Qué opinas sobre educar a nuestros hijos en la fe?


#6 ¿Cómo manejaremos nuestros hobbies y tiempos libres?


Es importante que mantengas los hobbies que disfrutas, y que cada uno guarde tiempo para sus propias ⎯claro, siempre y cuando no afecte la relación⎯. Esto te ayudará a mantener tu identidad.


Te ayudará incluso a explicitar algunas cosas acerca de ti. Por ejemplo, ¿cuál es tu hobbie favorito, ese que quisieras mantener toda tu vida? Además, puedes preguntar: ¿qué hobbies quisieras mantener sólo para ti, y cuáles podríamos compartir? ¿Qué tiempo o en qué días te gustaría que destináramos cada quien a sus cosas? Tu tiempo personal es sagrado. Este es un punto en el que muchos fallan, ¡así que ojo!


#7 ¿Qué tan importante es el sexo para ti?

En general, es importante para el matrimonio. Pero no hagas caso a quien dice “Lo correcto es dos veces al día, los siete días de la semana”. Ni tampoco a los que dicen “No pasa nada si es una vez cada 6 meses”… Hacer esta pregunta dará mucha claridad para evitar malas interpretaciones muy típicas: “Casi no me toca. Tal vez no le gusto, o no le excito lo suficiente”. O, por el otro lado, “Quiere todos los días… A lo mejor tiene un problema con el sexo”.

Para reforzar esta pregunta, piensen: ¿hay algo que te preocupe sobre nuestra futura vida sexual? ¿Cómo te gustaría que fuera nuestra noche de luna de miel? ¿Hay algo que quisieras que evite, porque podría hacerte sentir incomodidad…? Tal vez dará pena, pero dará muchos frutos buenos para su vida sexual. ¡Toma aire!

#8 ¿Qué es eso que, si pudieras, me pedirías que deje de hacer?


¡Ojo! El truco aquí es entender qué es aquello que más le molesta a tu pareja. Ahí van a estar más del 50 % de sus futuros problemas cuando empiecen a convivir 24/7, así que presten atención.


Profundiza en este tema considerando lo siguiente: ¿qué es lo que más te molesta de eso? ¿Cómo te hace sentir cuando lo hago? ¿Incómodo, enojado, triste…? ¿Cómo sientes que te afecte a ti o a la relación? A diferencia de la pregunta # 4, aquí buscamos posibles causantes de fricciones, no tanto de gustos. ¡Tal vez te lleves una sorpresa!

#9 ¿Cómo te sientes respecto de mis amigos?

Es sano tener amistades en común y amistades personales. La decisión de conservar o dejar está en cada uno. Pero siempre será importante escuchar y entender a la pareja en este tema.


¿Cuál de mis amigos es el que más te agrada, y cuál el que menos? ¿Qué es lo que hace que te agrade o que no? Profundiza aquí, y conocerás los motivos de tu pareja. Así podrás decidir si son meros gustos personales, o si realmente hay algo negativo que pudiera afectar la relación.

#10 ¿Cómo te sientes respecto de mis papás?

Tu pareja se casa contigo, no con tu familia. Y, aunque no es requisito que haya una relación de 100 entre ellos, sí es importante buscar una armonía.

Pregúntense: ¿qué es lo que más te gusta de mi familia, y qué es lo que menos? ¿Hay algo que yo pueda hacer o mediar para mejorar tu relación con mi familia? ¿Tendrías algún problema en salir de vacaciones con mi familia? Lo importantes es entender y empatizar: hazle saber a tu pareja que estás de su lado.

* * *

Estas son sólo diez de las muchas preguntas que se pueden hacer; ¡presta atención, porque pronto habrá más! Síguenos para estar al pendiente de la publicación de nuestro libro, y para continuar creciendo personalmente, y así vivir el amor de una forma irreal. Te mandamos un abrazo,

@losdemaria