Castidad: un equilibrio cambiante