Perdonarse uno mismo



Creo que el perdón es una de las acciones que más nos cuesta hacer, pero dentro del mismo perdón he notado que lo que más nos cuesta es perdonarnos a nosotros mismos. Nos cuesta perdonarnos, por ejemplo, haber permitido que alguien más nos hiciera daño o el habernos hecho daño con ciertas conductas o descuidos hacia nosotros mismos. 

En este artículo quiero darte algunos consejos de cómo podemos perdonarnos a nosotros mismos, ya que es un paso importante para también poder perdonar a los demás. Dice el dicho que no podemos dar algo que no tenemos, por lo que si no logramos perdonarnos a nosotros mismos, será más difícil también perdonar genuinamente a los demás. Espero que estos 4 pasos para perdonarte a ti mismo te ayuden a encaminarte en ese proceso. Los propone Janis Abrahms en su libro: “¿Cómo puedo perdonarte?”

1. Autoconfrontación

Este primer paso consiste en tomarte un tiempo para confrontarte a ti mismo sobre lo malo que hiciste o el daño que causaste, ya sea a alguien más o a ti mismo. Es momento de dejar a un lado las excusas y racionalizaciones de lo que hiciste y poder asumirlo.

2. Autoevaluación

En el segundo paso debes poner lo que hiciste en perspectiva, viéndolo desde todos los lados posibles. Solemos ser muy duros con nosotros mismos y criticarnos constantemente, pero en este paso no se trata de criticarnos, sino de poder identificar qué nos llevó a hacer eso que hicimos. Es decir, poder evaluar qué pensamientos o emociones estaban detrás de esa conducta.

Por otro lado, en este paso también es importante que identifiques tus esfuerzos por solucionar el daño causado y por mejorar. 

3. Autocompasión y autotransformación

El siguiente paso es una invitación a sentir compasión por ti mismo. La autocompasión no consiste en excusar lo que hiciste, sino en comprender por qué lo hiciste. No es conformarse, sino es una invitación a comprender que, si bien somos seres imperfectos, podemos llegar a ser una mejor versión cada día. 

Una vez hayas comprendido esto, podrás abrir la puerta al cambio y es así donde inicia la autotransformación. Esto quiere decir trabajar en mejorar aquellos aspectos que puedas para ser una mejor versión de ti.

4. Autointegración

Este último paso consiste en aceptar que ya no puedes regresar el tiempo para cambiar las cosas que hiciste, pero dejas que tus actos de arrepentimiento y reparación transformen la forma en que te sientes, te conoces y te tratas. Deja de castigarte por lo que hiciste y reconoce lo que has hecho para mejorar la situación y mejorarte a ti mismo.

* * *

El perdón nos ayuda a liberarnos de sentimientos negativos que no nos permiten tener una relación sana con nostros mismos ni con los demás. El perdonarte a ti mismo te ayudará a sentirte libre y poder amar mejor a los demás y sobre todo a ti mismo. ¡Anímate! Y recuerda que para más consejos puedes escribirme a @unapropuestadeamor.

AmaFuerte.com

Una mirada afirmativa de la sexualidad, vista a la luz del amor. Leer más...