AmaFuerte.com
Suscríbete

Una mirada afirmativa de la sexualidad, vista a la luz del amor.

Leer más

5 temas antes de casarnos



Nos encanta ver lo creativa que puede ser una persona hoy en día para idearse maneras sobresalientes de pedirle matrimonio al amor de su vida. Si no tienen amigos que se han comprometido recientemente o, al menos, no han sido creativos al hacerlo, vean el video de Chino y Nacho “Andas en mi cabeza”. Es increíble ver lo que el amor puede empezar y hay que maravillarnos con ello. El desafío siempre será mantener ese nivel de entrega hacia el otro.


Cuando hablamos de matrimonio, la conversación suele centrarse mayoritariamente en la fiesta, el vestido, los anillos. No nos malinterpreten, todo eso es importante, y de hecho nos encanta la preparación en ese sentido, pero no lo es todo. Parte de la preparación consiste también en hablar sobre ciertos temas. Evidentemente, son muchas las cosas que se deben conversar antes del matrimonio, pero en esta ocasión hemos querido mencionar 5 que no pocas veces terminan siendo ignoradas, ya sea de manera consciente o inconsciente.


1. El plan de vida


Es tan sencillo como preguntarle a tu pareja qué visión tiene de la relación. Una manera concreta de hacerlo es realizar un ejercicio de verse juntos después de 20 o 30 años y escribir lo que cada uno ve, para luego compartirlo y conversar sobre las similitudes y diferencias en aquello que ven y anhelan como matrimonio y familia. Una vez que tengan claro al menos de manera general lo que quieren, armen un plan para llegar a ello.


2. La cultura familiar


Aunque es cierto que cada cónyuge trae consigo un bagaje de costumbres, tradiciones y cultura de su anterior familia, estamos enfrentádonos al inicio de una nueva. Por ello es importante conversar sobre cómo desean que sea la cultura familiar de esta nueva familia. Estas costumbres pueden ir desde las más complejas —como cuántas veces viajarán en el año— hasta las más cotidianas —como cuántas veces a la semana verán Netflix.


3. La intimidad familiar


Está muy relacionado a la cultura familiar, pero es importante estar claros desde el inicio. No pocas veces nos han escrito por esta razón: “No sabemos qué hacer. Mi familia siempre se ha reunido en la casa de mi abuelita por navidad y la familia de él también”. No estamos proponiendo cortar los lazos familiares ni buscar soluciones para quedar bien con ambas familias, pero lo cierto es que ahora nace una nueva familia que tiene su propia realidad, dinámica e intimidad que hay que respetar. Esto, expresado de manera asertiva, generalmente se comprende.


4. Las decisiones se toman juntos


Obviamente, hay decisiones pequeñas que no requieren confirmación con la pareja, como hacer una llamada a un amigo. Pero no está de más mencionar que hay decisiones que sí requieren diálogo y mutuo acuerdo por el impacto que pueden tener en el matrimonio. Por ejemplo, cambiarse de trabajo, adquirir algún bien costoso, ciertos planes con terceros, etc.


5. La sexualidad


Es muy lamentable saber que muchas personas se casan sin saber cuáles son los fines de la sexualidad (fin unitivo y procreativo). El acto conyugal no es un mero acto corporal, sino que implica una donación completa de cuerpo, mente y espíritu; es la expresión más profunda del amor entre los esposos. Además de ello, el acto conyugal debe estar abierto a la vida, discerniendo adecuadamente cómo lograr una paternidad responsable. Para ello es importante conversar sobre los ciclos fértiles de la mujer y cómo reconocerlos siguiendo métodos como Billings y Creighton.