AmaFuerte.com
Suscríbete

Una mirada afirmativa de la sexualidad, vista a la luz del amor.

Leer más

4 consejos para renovar el amor



Cuando cierra un año y empieza otro, normalmente buscamos propósitos para cambiar aquellas cosas que no nos gustaron del año anterior. Algunos buscamos bajar de peso, tener nuevos hábitos, o ahorrar para algo que deseamos comprar. Pero, ¿qué pasaría si este año hiciéramos algo diferente? ¿Por qué no proponernos renovar nuestra relación? Puede ser que tengamos una tan buena relación que pareciera no poder estar mejor, pero siempre hay áreas de oportunidad. Siempre podemos ser mejores. Por eso, nosotros les proponemos 4 consejos para renovar el amor.


1. Salgan juntos de la rutina


El día a día nos envuelve con responsabilidades y un sin fin de actividades; incluso aquellas que nos agradan se vuelven parte de nuestra rutina. En una relación de pareja, esto puede llevar a la monotonía, a un estancamiento que lentamente va bajando la intensidad de la chispa. Esto puede suceder sin que uno se dé cuenta o sin que tenga la intención de que sea así. Por eso, es muy importante hacer un esfuerzo consciente para no dejar que la monotonía les robe momentos llenos de vida que enriquezcan y fortalezcan su amor.


Les recomendamos tener, al menos una vez al mes, un momento juntos en el que hagan algo totalmente fuera de la rutina; pero que sea algo emocionante, que les genere ilusión. Compartir este momento es una gran oportunidad para crear nuevas memorias y anécdotas que permitan mantener la “aventura” en la relación. Esto ayudará a seguirse conociendo y a recordar lo mucho que pueden disfrutar juntos.


2. Apreciar y agradecer también es amar


No es ningún secreto que muchas veces damos las cosas por sentado. Peor aún, damos al otro —o su amor— por sentado. Conforme transcurre el tiempo en la relación, nuestra visión del otro va dejando, poco a poco, de ser la de un “turista” que está atento a los detalles y se maravilla con facilidad, para dar paso a la de una persona más en medio de la cotidianeidad. A todos nos gusta sentirnos apreciados, valorados y afirmados; por eso, para no perder la mirada del turista, les recomendamos la siguiente estrategia.


Cada uno, por separado, ponga una alarma diaria. Cuando suene, elija una de las siguientes opciones: algo que te gusta del otro, algo que le agradeces, algo que admiras de él o ella, y escríbelo. Esto ayudará, con la práctica, a ser más sensibles a aquellos detalles y aspectos que muchas veces damos por sentado.


Para cerrar la dinámica, tengan una “cita” semanal donde cada uno comparta con el otro la lista que escribió durante la semana. Así estarán afirmándose mutuamente y haciéndose sentir apreciados y valorados. ¡No se preocupen por cuánto dura! Cada pareja puede dedicarle el tiempo que les sea posible: puede ser tan breve o largo como deseen.


3. Busquen un voluntariado


Parejas que ayudan juntas, permanecen juntas. Qué mejor oportunidad para crecer en el amor que ayudar a otros. ¿Qué hacer? Hay muchas opciones: desde visitar un hospital o sumarse a ayudar a alguna fundación, hasta hacer voluntariado en la propia familia —lo cual pocas veces consideramos como voluntariado, pero sigue siendo igual de importante y necesario.


Te podemos platicar que así fue como nos conocimos. Nuestro primer encuentro fue en un fin de semana donde participamos en un programa de construcción de casas para gente de escasos recursos. No existe mejor sensación que la de ver a aquella persona a la que amas ayudando a otros en las causas que a ti también te mueven. Sea cual sea su causa, sea quien sea la persona que ayuden, al final del día, los más felices serán ustedes, y eso los va a unir a un nivel más profundo.


Si necesitan consejos de cómo ayudar o qué actividades pueden hacer juntos, escríbannos a través de nuestras redes sociales y, felices, les ayudaremos.


4. Empezar un proyecto juntos


Ambos tienen cualidades y habilidades, pero, ¿las han puesto en práctica juntos? El 2020 se ve prometedor, y sabemos que cuando dos personas ponen sus habilidades y mentes al servicio de Dios, pueden hacer maravillas. A lo mejor a uno le gusta dibujar y al otro se le da utilizar las redes sociales. ¿Por qué no empezar un canal en redes, en el cual, a través de dibujos, compartan ideas positivas? Tal vez, a uno le gusta leer y a su pareja bailar, ¿por qué no crear una coreografía donde bailen juntos y cuenten una historia que hayan leído en cuentos o libros?


Las posibilidades son infinitas. Nosotros hemos escuchado de parejas que comparten una misma habilidad y logran impulsarse a desarrollarla. Pero también hemos escuchado mucho sobre parejas que creían que nunca cruzarían caminos en sus pasatiempos o habilidades y que, al platicarlos y hacer lluvia de ideas, construyen algo totalmente nuevo e innovador. Una pareja formada por un contador y una vlogger de viajes decidió viajar por el mundo dando talleres de economía familiar y consejos financieros de pareja. Hoy en día solamente se dedican a eso, y juntos.


Busquen qué habilidades consideran tener y compártanlas en pareja, para que, juntos, desarrollen un proyecto que les permita ser más ustedes y, al mismo tiempo, mantenerse creativos para edificarse y aportar a su entorno.


* * *


Algo fundamental para poner en práctica cualquiera de estos consejos es la calendarización. Procuren ponerle fecha y lugar a sus nuevos propósitos, así como sentarse a planear cómo llevarlos a cabo. La principal razón por la cual una persona no logra aquello que se propone no es la falta de motivación, sino el no saber cómo llevarlo a cabo. Ustedes tienen una ventaja: dos cabezas piensan mejor que una.