Testimonio: Cómo elegimos vivir la Castidad y transmitirla a los demás