Qué nos enseñan los videojuegos acerca del amor



Todos hemos tenido un videojuego predilecto. Piensa en tu favorito de toda la historia. Para algunos fue el Súper Mario 64, para otros, Call Of Duty. Desde los que jugaron en plataformas retro como Atari o el Nintendo NES, hasta los que hoy tienen su PS5 o el Xbox Series X. ¿Ya tienes en mente tu videojuego favorito? Bien, sin importar cuál sea, existen elementos en ellos que nos enseñan a vivir experiencias únicas y a adquirir diversas habilidades. Estudios demuestran que el gaming ayuda a habilidades como la resolución de problemas, el trabajo en equipo, la creatividad, la perseverancia, y muchas más.


En este sentido, ¿qué pensarías si te dijera que pueden enseñarnos a tener una mejor relación de pareja? Suena loco, pero es una realidad. Aquí te compartiremos algunos —de los tantos— momentos en los que un videojuego nos puede ayudar a crecer en pareja.


Mario 64


En este épico juego, somos Mario en el castillo de la Princesa Peach, intentamos rescatarla, mientras conseguimos estrellas pasando los niveles de cada habitación del castillo. Todos los que han jugado saben que es un reto conseguir las 120 estrellas que hay en el juego. Pero resulta impresionante cómo aprendemos de nuestras caídas y buscamos mejorar cada vez que reintentemos un nivel.


Exactamente así es el noviazgo. Todos nos caemos de vez en cuando, pero lo más importante es aprender de las caídas. Si seguimos intentando pasar el nivel haciendo lo mismo cada vez, caeremos cada intento. En cambio, aceptar nuestras caídas nos abre las puertas a buscar un nuevo camino a la estrella.


Y en las relaciones de pareja, contamos también con el otro para encontrar las mejores maneras de seguir avanzando. En muchas ocasiones nos cegamos a la posibilidad de que estemos fallando, o deseamos que las cosas cambien simplemente con el paso del tiempo, pero recuerda: eso no pasará. Tú eres un personaje activo en tu relación, y es necesario poner manos a la obra y plantear medios concretos para alcanzar juntos esos cambios que tanto bien les harán. A veces es planear más tiempo de calidad juntos, asistir a terapia individual, cambiar hábitos… En definitiva, es ser la mejor versión de ustedes mismos.


FIFA


Este juego es uno de los más llamativos en nuestros tiempos. El clásico básico “¿nos echamos un FIFA?” nunca falla. Seguramente muchos de ustedes juegan este videojuego, y lo hacen bastante bien. Pero, ¿alguna vez has intentado jugarlo en modo cooperativo? En un principio, se torna complicado, pues estás acostumbrado a jugar de cierto modo, mientras que el otro busca anotar a su manera.


Así también es el noviazgo: implica comprender cómo se comporta y vive la otra persona, para encontrar esa “química” y dinámica en la vida que les permita ganar juntos. ¡Que nuestras diferencias sumen, y juntos seamos más fuertes que estando solos! Claro que a veces resulta frustrante cuando no te entiendes, pero no hay mejor celebración de un gol que aquella que haces con tu compañero de vida.


Mario Kart


Han existido 14 versiones de Mario Kart, y cada una aun mejor que la anterior: cada vez te permite personalizar más tu experiencia, desde el peso del piloto que elijas, hasta la tracción de las llantas. Todas las decisiones impactarán en el resultado: ¿lograrás conseguir la victoria, o no?


Así como eliges a tu jugador en Mario Kart, también funciona cuando eliges a tu pareja. Usualmente comienzas a jugar de un modo similar a cuando comienzas a salir con alguien: por la apariencia y por qué tan bien te cae. Pero, pasando el tiempo, descubres que hay mucho más aparte de las apariencias. No se trata únicamente de que la persona te parezca visualmente atractiva, sino de cómo puedes congeniar con ella. Se debe dilucidar quién es realmente esa persona, y quiénes son juntos. Y aquí viene la clave: en qué cosa del otro te enfocas.


Elegirle llantas que no fomentan que avance más rápido es lo equivalente a enfocarte a los errores y defectos del otro, a estar constantemente invalidándolo. Por el contrario, encontrar sus cualidades y ver cómo las tuyas pueden complementarse para impulsarlos a ser mejores realmente es lo que determinará qué tanto podrán hacia la meta.


Recordemos que el noviazgo es un periodo de discernimiento, cuyo objetivo consiste en crecer en el amor y realmente descubrir juntos si son buenos el uno para el otro, si pueden ser equipo de por vida. Esa es la meta a discernir desde el amor.


Zelda: Majora’s mask


Para algunos, este juego puede ser desconocido. Pero, particularmente, para nosotros es uno de los más emblemáticos de la historia. La música, los detalles, los retos…todo nos encanta. Ahora queremos compartirles un poco de la historia detrás del personaje del villano, Skull Kid. Sin spoilear nada, existe una enseñanza extraordinaria detrás de este personaje: “Podemos ser el resultado de las máscaras y heridas que portamos”.


Skull Kid no era malo en su naturaleza, sí un poco engreído y con una afinidad por las travesuras. Pero no era malo. Skull kid no buscaba realmente acercar tanto la luna al planeta que destruyera todo. Su máscara, en cambio, sí tenía ese deseo. A lo largo de todo el juego, nos damos cuenta de cómo las mascaras tienen ciertos efectos: nos hacen comportarnos de un modo distinto, nos alejan de la libertad de ser nosotros mismos.


Pero el verdadero poder esta debajo de ellas, está en cada uno de nosotros, en nuestra identidad. Mostrarnos con nuestra pareja poniendo mascaras podría parecer por momentos la solución a todo, pero tarde o temprano nos cansaremos de fingir. Todos tenemos un deseo genuino de ser amados y aceptados tal cual somos. Una mentira no se sostiene con facilidad, y siempre tiene un costo para nosotros y para quienes nos rodean. Ser real, ser auténtico, es un poder increíble. Y saber reconocer que no somos malas personas, sino que somos personas con heridas y máscaras, puede permitirnos mirarnos a nosotros mismos, y a nuestra pareja, con comprensión y amor. Si quieres dejar fuera tus máscaras, te recomendamos atreverte a comenzar un proceso de sanación.

* * *


Todos los videojuegos tienen algo que enseñarnos: puede ser desde ahorrar hasta cómo crear algo nuevo. Toma lo bueno de cada aprendizaje, y emprende junto con tu pareja esta aventura cooperativa llamada “vida”. En ella habrá obstáculos, retos y tropiezos, pero sin duda, también muchas sorpresas, aventuras y momentos inolvidables. La vida no es un juego en pareja: de hecho, no es un juego. Es algo definitivamente mucho mejor. De las enseñanzas que mencionamos en este artículo, te recomendamos elegir una, para comenzar a ponerla en práctica con tu pareja.


Te invitamos a buscarnos en Instagram en nuestras redes: @charliegc15, @sofia.valt, @xnovermx, y @amarasyoficial.