Pornografía: el super estímulo



Por: Daleunavuelta.org*

Cuerpos perfectos y bien definidos. Medidas y curvas ideales. Órganos sexuales de gran tamaño. Respuestas sexuales exageradas y poco ajustadas a la realidad. La pornografía es ciencia ficción, es decir, la secuencia sexual que se está proyectando relata un acontecimiento desarrollado en un marco imaginario. Por tanto, la persona que consume porno no está viendo algo real, sino ciencia ficción del sexo.

Al mismo tiempo, la diversidad de contenido y el poder de excitación que produce la pornografía en el consumidor la convierten en un super estímulo, o también llamados supernormales.

El color, el tamaño, el sonido… todo importa

Estos estímulos fueron descubiertos e investigados en animales por Nikolaas Tinbergen, zoólogo neerlandés, padre de la etología (estudio científico del comportamiento animal) y premio nobel de medicina en 1973. Investigó en algunos animales, como los peces y las mariposas, su comportamiento social. Descubrió que preferían acercarse a las hembras fabricadas artificialmente (animales hechos de madera, muchos más grandes, pintados de colores llamativos…) que a las hembras reales.

Este tipo de estímulos consiste en una versión exagerada del propio estímulo con el objetivo de  provocar una respuesta más fuerte que la del estímulo del que evolucionó, llegando a ignorarse el estímulo real. Un ejemplo de la vida real podría ser la comida chatarra. Es un estímulo exagerado de los alimentos, ya que los niveles de azúcar y grasas son más altos. En los niños pequeños, esto también se puede observar en la elección de los muñecos: prefieren muñecos más grandes, con colores llamativos y, si es posible, que hagan ruido.

Deirdre Barrett, psicólogo de Harvard, extendió la investigación de la influencia de este tipo de estímulos al ser humano, confirmando que tienen un gran impacto en la sexualidad. En el caso de la pornografía online, se ha convertido en un super estímulo del sexo. Estas características hacen que el contenido tenga un fuerte impacto en el cerebro y en el comportamiento social de los más jóvenes, ya que su cerebro no ha madurado y están forjando su identidad y personalidad.

Una de las graves consecuencias en los adolescentes expuestos al estímulo de la pornografía es la adquisición de un guion sexual y el intento de reproducir lo que ven. Esta exposición temprana puede afectar a la hora de relacionarse con sus iguales, imitar el comportamiento en sus encuentros sexuales y aspirar a tener esos cuerpos diseñados para actuar y ser un/una pornstar.

Todo tiene un precio

Aunque a día de hoy hay pocos estudios que evidencien estas consecuencias, los profesionales de la salud mental nos encontramos con esta realidad en el día a día. Las personas que piden ayuda por tener un problema con su propio consumo, refieren sufrir consecuencias derivadas de ver de forma frecuente sexo no real. Las más frecuentes son (1):

- Ver a la mujer como un objeto, hasta el punto de no poder relacionarse con amigas, compañeras de universidad o de trabajo.

- Pérdida de habilidades sociales para seducir.

- Incapacidad de mantener relaciones estables con una misma pareja.

- Suprimir el afecto y la intimidad en sus encuentros sexuales, convirtiéndolos en relaciones agresivas.

- Autoestima baja por no rendir sexualmente como los protagonistas de los vídeos xxx o por no tener esos cuerpos perfectos.

- Menor satisfacción sexual.

Una consecuencia grave —y por la que más sufren los varones—, es el desarrollo de una disfunción sexual, la más prevalente, la disfunción eréctil (2). Esta disfunción se caracteriza por la incapacidad de mantener una erección en las relaciones sexuales, seguida de altos grados de frustración. Aunque hay muy pocos estudios que evidencien esta realidad, los psicólogos se encuentran con mayor frecuencia este problema.

Una de las hipótesis que se discute es la siguiente: la persona se acostumbra a excitarse sexualmente con estímulos sexuales concretos (pantalla, cuerpos y órganos sexuales desproporcionados, respuestas sexuales que no se ajustan a la realidad…) esto hace que la respuesta sexual sea muy rápida y la satisfacción inmediata. Cuando estas personas se enfrentan a una relación sexual con una persona real —en palabras de Nikolaas Tinbergen, este encuentro sería el estímulo original—, el cuerpo no responde de la misma manera, tardando mucho tiempo en tener la erección e incluso sin llegar a alcanzarla.


Para reflexionar

A partir de aquí, desde Dale Una Vuelta lanzamos un mensaje a todos los padres, formadores, docentes, acompañantes de adolescentes, para reflexionar con ellos acerca de lo que ven y animarles a que tengan un pensamiento crítico. Algunas preguntas para plantearse con ellos:

1. ¿Lo que aparece o se dice en los vídeos xxx muestra lo cotidiano?

2. ¿Qué podría ocurrir a alguien que cree todo lo que afirma la pornografía?

3. Si se lo cree, ¿cómo puede afectar a su vida?

4. ¿Qué ideas se muestran sobre los hombres y mujeres?

5. ¿Cómo son sus cuerpos, genitales y actividades que realizan? ¿Son reales?

6. ¿Qué ideas o mensajes presenta la pornografía?

7. ¿Te gustaría vivir ese tipo de sexo en un futuro con tu pareja?

___

*Daleunavuelta.org es una organización que se dedica a la información, prevención y recuperación de la adicción a la pornografía. El título original de este artículo es: El super estímulo. Se hicieron algunos pequeños cambios respecto del texto original.

___

(1) Estudio de la nueva pornografía y relación sexual en Jóvenes (2014). Lluis Ballester Brage, Carmen Orte Socías, Rosario Pozo Gordaliza. Universitat de les Illes Balears.


(2)The Potential Associations of Pornography Use with Sexual Dysfunctions: An Integrative Literature Review of Observational Studies (2019). Dwulit ADRzymski P. University of Medical Sciences. Polonia.

AmaFuerte.com

Una mirada afirmativa de la sexualidad, vista a la luz del amor. Leer más...