La pornografía afecta tu relación



¡Hola! ¿Cómo estás? Sabemos que las relaciones de pareja son un hermoso desafío para todos. En ellas se pone en juego el motor de la humanidad: el amor. Sin embargo, con la actual la facilidad para acceder a la pornografía a través de internet muchas relaciones se pueden ver afectadas.

En el artículo de hoy te quiero compartir 3 maneras como la pornografía daña tu relación y tal vez no estás siendo consciente de ellas. Empecemos:

1. “De esto no se puede enterar nadie.”

Vamos a ser claros: las personas que hemos estado metidas en esto sabemos lo vergonzoso que puede ser contárselo a alguien. Estar atrapado en la pornografía no queda ahí. Se vuelve una dificultad que uno tiene que ocultar y, y uno empieza a hacerse experto en mentir e inventar excusas. Y la mentira, que empieza con la pornografía, puede extenderse a distintos ámbitos de la vida y afectarnos en lo social, lo educativo, lo laboral, lo financiero, etc.

La pornografía, al hacerse a escondidas y en lo oculto, es semilla de una doble vida, de cuidar sólo las apariencias, y de una doble moral. Es evidente que ser mentiroso es caldo de cultivo para que una relación se dañe.

2. “¿Cómo hago para seguir confiando?

El miembro de la pareja que no consume pornografía puede llegar a sospechar, o acaso enterarse. Cuando esto ocurre, se desencadena la tan venenosa desconfianza. ¿Cómo hago para seguir confiando en esta persona? ¿Cómo sabré qué es lo que está haciendo cuando no está conmigo? ¿Me estará diciendo la verdad?

La duda, la desconfianza, la increencia, son gotas que, segundo a segundo, caen sobre la piedra del amor y le van haciendo daño. Si no se hace algo a tiempo, llega un momento en que puede quebrarse.

3. “Se merece algo mejor que yo”

La persona que ve pornografía empieza a sentir la amargura de estar atrapado. Eso lo puede llevar a la desilusión y al desánimo, a la falta de esperanza y a no ser capaz de ver la luz a final del túnel. En medio de la oscuridad surgen pensamientos acompañados de emociones toxicas. Uno de los pensamientos que pueden aparecer y que más daño puede hacer a la relación es el de sentirse indigno del amor de la otra persona. “No puedo seguir así con él/ella: se merece algo mejor que yo. Soy un mentiroso, y hasta no recuperarme no puedo continuar la relación.”

* * *

Si te pasa algo de esto, es importante que sepas que no eres el único ni la única en medio de esta situación, y que puedes —y tienes que— hacer algo si quieres proteger tu relación. Te recuerdo que salir de la pornografía sí es posible, y para empezar, te recomiendo este artículo: 5 pasos para dejar la pornografía. Para cualquier duda, puedes contactarse a través de Instagram o de MatiasCono.com.

AmaFuerte.com

Una mirada afirmativa de la sexualidad, vista a la luz del amor. Leer más...