¿Estás enamorado de la persona o de la "idea" de ella?



Por: Brianna Wiest*


A veces, el amor existe más en nuestras cabezas que en nuestros corazones. La realidad es que podemos enamorarnos igual de fácil de lo que esperamos que la otra persona sea que de lo que la persona realmente es. Sin embargo, los sentimientos no son amor. En última instancia, uno no puede estar en una relación con una idea. Aquí te dejamos 9 indicadores para saber si estás confundiendo la idea con la realidad.


1. Estás más enamorado cuando están separados


Si tu relación va mejor —o simplemente existe— por mensajes de texto y videollamadas, entonces seguramente cumples con el primer y más grande indicador de que estás más enamorado de la idea que de la otra persona.


Evidentemente, esto no se aplica a relaciones de larga distancia o separadas por otros motivos. Aplica únicamente a parejas que realmente no tienen razón alguna para no pasar tiempo juntas. Se aplica a aquellas que eligen estar separadas.


2. Realmente no se llevan bien cuando pasan tiempo juntos


Cuando finalmente están juntos, ¿qué sucede? Y cuando se despiden, ¿te sientes aliviado y en paz? Cuando están juntos, ¿abundan las peleas? ¿Rápidamente sientes la necesidad de estar solo? ¿Te molesta su presencia o la sientes como una carga?


Este es otro gran indicador de que estás más enamorado de la idea que de la persona. Mientras que todas las parejas pelean y experimentan tensiones ocasionalmente, este no debe ser el patrón dominante de tu relación. Si no pasan un día sin pelearse, tal vez no sean tan compatibles como creías.


3. No quieres tener a la otra persona como amiga


Si la otra persona fuera simplemente alguien con quien no tienes ninguna conexión romántica o sexual, ¿te gustaría tener a esa persona como amiga?


Si la respuesta es absolutamente no, entonces no son compatibles. No es fácil imaginar a la otra persona dejando los sentimientos de lado. Sin embargo, si no es la persona con la que te gustaría pasar tiempo si no fueran pareja, entonces puede que no sea la persona que esperabas que fuera.


4. No quieres tener a la otra persona como compañera de trabajo


Puede parecer algo un poco técnico, pero si la otra persona no es alguien con quien te gustaría trabajar o colaborar, piénsalo, porque una relación es una forma de colaboración.


¿Se trata de una persona a la que confiarías tu dinero? ¿Confías en su visión o en su opinión? ¿Te gustaría trabajar con esa persona en algún ámbito? Si la respuesta a todas ellas es “no”, es otro indicador de que tal vez estás viendo más a la idea que a la persona.


5. Tienen grandes diferencias en sus valores, prioridades o planes futuros


Cuando eres joven, asumes que el amor puede conquistarlo todo y que todo lo que importa es lo que uno siente por la otra persona. Sin embargo, cuando creces, te empiezas a dar cuenta de que los sentimientos no lo son todo: la compatibilidad también debe estar presente.


La compatibilidad es mucho más que “llevarse bien”. Es también preguntarse: “¿estamos de acuerdo en la forma en la que queremos vivir nuestras vidas?”


La verdad es que si hay grandes diferencias en lo que cada uno quiere para el futuro —dónde quieren vivir, cuándo quieren casarse, si quieren tener hijos, qué religión van a practicar, etcétera— tal vez haya algo que sea mejor resolver antes de avanzar en la relación.


6. La otra persona te ha dicho que no se quiere comprometer


A veces, las personas nos dicen lo que realmente quieren y nosotros simplemente no queremos escucharlas. Es muy común escuchar a gente decir que, mirando hacia atrás, sabían que la relación tendría tal desenlace porque la otra persona dijo algo que, en su momento, no uno no quiso escuchar.


Frases como “no deberías confiar en mí”, o “no estoy buscando nada serio por ahora” son signos de que la otra persona realmente no está interesada en ti, sino en algo que le puedas ofrecer. Por tal motivo, seguramente se mantendrá a tu alrededor para satisfacer sus necesidades, pero sin satisfacer las tuyas a cambio.


7. La otra persona te da señales confusas


Si no estás seguro de si la otra persona realmente te quiere, la respuesta es “no”. La respuesta es “no” incluso si tienes una gran lista de razones por la que debería ser “sí”. La respuesta es “no” incluso si estás absolutamente seguro de que la otra persona está destinada a estar contigo, que tienen una conexión increíble y única, etcétera.


La respuesta es “no” a menos que la persona asuma un compromiso contigo de inmediato y te trate de una manera respetuosa y que sea acorde con tu dignidad, integridad y lugar en la relación. Cualquier respuesta diferente es un “no” que la otra persona o tú no quieren aceptar.


8. Saboteas todo intento de avanzar en la relación


A veces, cuando nos cuesta aceptar que no queremos estar en una relación, nosotros mismos subconscientemente nos saboteamos en vez de cortar por lo sano. Puede que veas estos comportamientos en ti o en la otra persona.


En cualquiera de los casos, probablemente adviertas que estás saboteando cualquier intento de avanzar en la relación. Esto es porque, en el fondo, sabes que la otra no es la persona que quieres, pero no estás dispuesto a afrontarlo.


9. En el fondo, sabes que la otra no es la persona indicada pero temes estar sin ella


La razón por la que nos aferramos a las personas que no son las indicadas para nosotros es porque estamos asustados de lo que pasará con nosotros al terminar la relación.


Las personas que se aferran así a otros nos estancan. Nos hacen pensar que tenemos un plan. Pero no nos damos cuenta de que la otra persona no es para nosotros. La otra persona puede estar andando un camino paralelo a nosotros, y si no nos damos cuenta hacia dónde nos dirigimos, puede que terminemos caminando hacia donde la otra persona nos lleve.


Cuando nos aferramos a relaciones nocivas es porque nos asusta lo que vendrá después de terminar. En vez de preguntarte si eres la persona indicada para él o ella, pregúntate si esa es la persona indicada para ti.

___


*Escritora, poeta, y autora best-seller. Este artículo fue adaptado y traducido al español por el equipo de Ama Fuerte. El título original es: 9 signs you’re just in love with the idea of somebody, not who they actually are. Puedes buscarla en Instagram: @briannawiest