¿Cómo superar a los "casi algo"?