¿Cómo recuperar la esperanza después de una ruptura amorosa?



Uno de los dolores más grandes que he debido pasar han sido las veces en las que he tenido el corazón roto. Duele mucho, y si tú has pasado por algo así, seguro me entenderás. En esos momentos te llenas de miedo: sobre todo, hay miedo a volver a amar, porque no quieres salir lastimado de nuevo. Y eso viene acompañado de un gran sentimiento de desesperanza: te cuesta creer nuevamente en el amor, te cuesta creer que podrás encontrar a alguien más que te ame como mereces, a quien tú también puedas amar, y con quien lleguen a ser felices juntos.


Hoy, a través de este artículo, quiero ayudarte a recuperar la esperanza. Si estás desesperanzado, te entiendo completamente, pero también te digo desde mi propia experiencia que no hay que perder la esperanza. Porque el amor verdadero existe, y lo encontrarás. Claro: tal vez al inicio lo encuentres en tu familia, en tus amigos, en Dios, en ti mismo, en tu prójimo… Y con el tiempo lo encontrarás también en una pareja. Lo más importante es que abras tu corazón para recibir todo el amor que te rodea, y que no siempre logras ver por este miedo y esta desesperanza. Así que aquí te dejo algunos consejos para recuperar la esperanza en el amor.



Las barreras emocionales no te protegen: solo te hacen más daño


Muchas veces creemos que, para evitar que alguien más entre a nuestro corazón y que no lo trate como merece, lo mejor es construir una barrera y cerrarnos a la idea de tener una relación con alguien más. Nos quedamos en salidas “casuales”, creyendo que no estamos involucrando nuestros sentimientos. Sin embargo, se nos olvida que somos cuerpo-mente-alma y que por ello no podemos dejar nuestras emociones a un lado. Por esto mismo, construir esa barrera nos está impidiendo recibir lo más lindo, lo que realmente nos va a sanar: el amor.


Caminando, pero sin prisa


Cuando estamos lastimados, tenemos una necesidad de amor muy grande y queremos satisfacerla inmediatamente, por lo que solemos correr a los brazos de cualquiera. Es importante ser precavidos y no entregarle nuestro corazón a cualquier persona. Conoce bien a esa persona y, cuando tengas confianza y te asegures de que será alguien que sepa cuidar tu corazón, entonces entrégalo.


A veces se nos es más fácil entregar nuestro cuerpo, creyendo erróneamente que podemos separar nuestras emociones. Pero no solo estás entregando tu cuerpo, sino también tu corazón: te estás entregando todo tú. Y eso sin duda duele más cuando las cosas no funcionan. Así que sé precavido, camina en dirección de lo que quieres, pero no corras, que no hay prisa.


Sé más consciente de todo el amor que ya recibes


Cuando nos sentimos tan dolitos, es fácil caer en la desesperanza y dejar de creer en el amor. Algo que en lo personal me sirvió mucho fue darme cuenta de que el amor no viene solo de una pareja: ya estaba rodeada de muchos actos de amor a mi alrededor, todo el tiempo, todos los días. Te invito, a que antes de dormir, hagas un recorrido mental de tu día, resaltes todos los actos de amor que recibiste y los atesores en tu corazón.


* * *


Si tienes el corazón roto, te abrazo a la distancia. Sé que duele, pero, ¡ánimo! El amor verdadero existe. Y te invito a que no pierdas la esperanza, porque el amor es lo único que podrá salvarte.


No dudes en escribirme en IG: @unapropuestadeamor, si tienes alguna duda o comentario.