¿Cómo afectan las redes sociales mi autoestima?



Las redes sociales ya son parte de nuestra vida, lo cual tiene aspectos positivos y negativos. Nos han ayudado a acercarnos con personas de otros países, como por ejemplo el equipo de escritores de Ama Fuerte que es de países diferentes. Nos han ayudado también en temas de negocios, publicidad, entretenimiento, incluso para conocer más amigos. Sin embargo, el exceso y mal uso de las mismas traen consecuencias negativas. Hoy quiero hablarles sobre cómo las redes sociales afectan a nuestra autoestima y cómo podemos usarlas correctamente para que tengan un efecto positivo en nosotros.

Comencemos definiendo, ¿qué es la autoestima? Es la capacidad de amarnos a nosotros mismos; la opinión o apreciación subjetiva que tenemos acerca de nuestro valor. Los tres elementos que juegan un papel fundamental en la autoestima son: el autoconcepto, el autorrefuerzo y la autoeficacia. Describiré cada uno de ellos y cómo estos elementos se ven afectados por las redes sociales.


#1 Autoconcepto


Responde a cómo nos definimos a nosotros mismos de manera objetiva a nivel biológico, psicológico y social. Esta definición de nosotros mismos la hacemos con base en las características objetivas de nuestro físico, nuestra forma de ser, la forma en la que socializamos, la calidad de nuestras relaciones interpersonales, nuestras fortalezas y debilidades.


Las redes sociales afectan directamente a nuestro autoconcepto, ya que todos los días vemos imágenes o circunstancias de otras personas que consideramos más bonitas que nosotros, o que tienen algo que nosotros deseamos, como por ejemplo un carro nuevo, la disciplina para hacer ejercicio, viajes, el tiempo para descansar y tomar un café, etc. A través de las redes sociales podemos tener la percepción de que todos tienen una vida perfecta y mejor en comparación a la nuestra. Por consiguiente, creamos un autoconcepto pobre sobre nosotros mismos al compararnos con la “vida ideal” que los demás muestran en redes.


#2 Autorrefuerzo


Esto se refiere a cuando nos premiamos a nosotros mismos cuando hacemos algo bien. Está relacionado con el diálogo interno, es decir qué tantos pensamientos negativos o positivos nos decimos día a día. ¿Será que reconozco mi esfuerzo y mis talentos? ¿Me felicito cuando algo me sale bien o solo pienso que podría ser mejor y sigo exigiéndome?


En las redes sociales también vemos constantemente los logros y éxitos de los demás. Logros grandes como graduarse de la universidad, comprar un carro nuevo, trabajo o emprendimiento nuevos, así como logros del día a día, por ejemplo hacer ejercicio, comer sano, tener un momento de oración, tener un día productivo en el trabajo. Ver todo esto nos lleva a compararnos inmediatamente y afecta nuestro autorrefuerzo porque dejamos de ver lo que hacemos bien para ver lo que no hemos hecho o hacemos mal en comparación a los demás.

#3 Autoeficacia


Significa qué tan capaz me percibo de salir adelante ante las circunstancias que me tocan vivir. Esto quiere decir qué tanto confío en mí mismo y en mis capacidades que ya tengo o que puedo aprender.


Al igual que en los elementos anteriores, las redes sociales nos afectan por la comparación que hacemos de nuestras capacidades con las capacidades de otras personas. Es importante saber que todos tenemos talentos diferentes y claro que en las redes sociales vamos a subir las cosas buenas que nos pasan al igual que nuestros talentos. Por lo general, no subimos lo que nos sale mal o las cosas negativas de nuestra vida. Esto es clave tenerlo en mente para que la comparación no sea algo que disminuya la confianza en nosotros mismos, sino que pueda ser un punto de inspiración para ser una mejor versión de nosotros.


* * *


Te recomiendo que evalúes dos cosas con respecto al uso de tus redes sociales: qué cuentas sigues y con qué intención y propósito ves tus redes sociales. Es importante que hagas una limpieza de cuentas, evalúa si te están ayudando a ser una mejor versión de ti o si solamente te generan ansiedad porque estás comparándote constantemente con esa persona. Por otro lado, evalúa tu intención al usar tus redes sociales, tanto al subir contenido, como al ver el contenido de otros. La emoción detrás de este uso, ¿es amor y felicidad, o envidia y enojo? Es decir, al ver los logros de otros, ¿te alegras por ellos y te inspiran a ser mejor, o solo hay envidia y enojo?


Algo que me sirvió a mí es comenzar a cambiar mi intención al usar redes sociales y recordarme que todos al igual que yo suben lo bueno de sus vidas para compartir esa felicidad con los demás; por lo que me alegro con ellos en lugar de hacerme de menos por no tener lo que otros sí tienen y agradecer lo que soy y tengo.


Si quieres saber más acerca de mí, puedes buscarme en Instagram: @unapropuestadeamor