8 consejos simples para ayuarte a dejar la pornografía



Incluso después de reconocer que su recurrencia habitual a la pornografía se ha vuelto problemática, muchos todavía tienen dificultades para dejar de consumir. Fight The New Drug no es un recurso de recuperación, somos un movimiento de concientización que educa sobre los efectos dañinos de la pornografía. Reconocemos que muchas personas que nos siguen han luchado con la pornografía, y queremos alentarlas: hay esperanza de superar este problema.


Si estás tratando de no consumir más, no tienes que hacerlo solo: estamos para ayudarte. Aquí hay algunos consejos claves para dejar la pornografía.


#1 No te limites a dejarla: reemplázala


En especial al principio, puede parecer que dejar la pornografía crea un vacío en tu vida. Pero reemplazar esos hábitos poco saludables por otros saludables puede ser muy útil.


#2 ¡Come, duerme y haz ejercicio!


El ejercicio puede estimular tanto la neurogénesis —que es la formación de nuevas células— como los receptores de dopamina, que son clave para curar la corteza frontal del cerebro.


Al recargar tu cuerpo con el sueño, el combustible y la energía que necesita, estarás mejor provisto para lidiar con el estrés de manera saludable, y te sentirás mejor física y emocionalmente.


#3 Identifica tus factores desencadenantes


Los contratiempos a menudo ocurren cuando tienes hambre, cuando estás enojado, solo o cansado. Si sientes un impulso por consumir pornografía, busca algo más productivo para distraerte. Habla con un amigo, duerme una siesta, come un poco de cereal… Lo que sea necesario para tener un buen estado mental y volver a la normalidad.


#4 Pasa menos tiempo con el teléfono


Navegar por las redes sociales durante la noche o usar el teléfono cada vez que te aburres puede fácilmente llevarte a ver pornografía. Considera no usar el teléfono a altas horas de la noche, mantenerlo en una habitación diferente mientras duermes, establecer límites de tiempo o usar un software de filtrado web.


#5 Que no te pese la vergüenza


Las investigaciones muestran que la vergüenza en realidad hace que las personas vuelvan a comportamientos poco saludables, en lugar de motivar un cambio sostenible.


Recuerda: no eres una mala persona por luchar con esto. Sé amable contigo mismo y paciente con tu progreso. ¡Y sigue intentándolo!


#6 Habla con alguien


Los hábitos poco saludables se desarrollan en secreto, por lo que abrirte sobre tus luchas y sentimientos puede limitar el poder que la vergüenza temga sobre ti. Hablar con un terapeuta puede resultar especialmente útil, ya que es posible que te ayude a aprender hábitos más saludables, y a resolver cualquier problema subyacente que impulse un comportamiento poco saludable.


#7 Descárgate Fortify


Fortify es una plataforma de recuperación gratuita y basada en la ciencia que realmente funciona. Esto es lo que informan los usuarios de Fortify:


  • El 90 % de los usuarios informaron cambios a largo plazo.

  • El 88 % redujeron el consumo de pornografía.

  • Disminución del 85 % de los síntomas depresivos.


#8 Sé paciente con tu progreso


La recuperación no es lineal: eso es totalmente normal. Un pequeño contratiempo no significa que no hayas logrado tu objetivo, solo significa que debes seguir intentándolo. Está bien si lleva tiempo. Sé amable contigo mismo y ten paciencia.


* * *


Incluso si has tenido un hábito pornográfico no deseado durante la mayor parte de tu vida, eso no significa que tenga que ser parte de tu vida para siempre. No es parte de quién eres.


Túpuedes cambiar, Puedes vivir una vida más saludable, libre de pornografía y sin vergüenza. Hay esperanza, así que sigue intentándolo. Puedes hacerlo.


ORIGINAL: https://fightthenewdrug.org/8-simple-tips-to-help-you-quit-porn/