5 obstáculos para conectar con nuestra pareja



El ser humano por naturaleza es un ser social. Es indispensable que convivamos con otros seres humanos, que vivamos en comunidad, pero sobre todo, que conectemos emocionalmente con otras personas. Podemos vivir rodeados de personas, pero si no logramos alcanzar una vinculación emocional, nos sentiremos solos. Y en el caso de las relaciones de pareja, esto también sucede.


Vincularnos afectivamente, conectarnos al nivel más íntimo posible, es necesario para establecer una relación sana. Sin embargo, dentro de esta ecuación, todo va adquiriendo mayor grado de complejidad conforme el vínculo se va haciendo más y más profundo, pues comienzan a surgir nuevas variables que se suman a la ecuación.


Miedos, inseguridades, interpretaciones equivocadas del mensaje del otro, perspectivas de vida diferentes, etcétera, son algunos ejemplos, de algunas variables que pueden lograr que no tengamos una comunicación efectiva y, por consecuencia, una conexión emocional adecuada. Es por eso que hoy te quiero compartir estas 5 cosas que evitan que podamos conectarnos de forma correcta con nuestra pareja.


#1 El ego


Este es un mecanismo de defensa que el corazón humano desarrolló para poder asimilar poco a poco todo aquello que nos ha causado o nos podría causar algún mal emocional, tal como una herida afectiva. Nos evita volvernos “locos” ante una situación traumática. No es “malo” ni es “bueno”, simplemente es un mecanismo que, al hacer las paces con él, podemos encausarlo a nuestro mayor beneficio.

Sin embargo, este famoso “ego” se puede manifestar de muchas maneras, tal como la evasión (no encarar los problemas), la negación (no admitir que hay un problema que resolver), la soberbia (no estar dispuesto a arreglar el problema con quien lo ha causado), etcétera.

Muchas veces, cuando discutimos con nuestra pareja, podemos sentir que nos atacan porque en el fondo nos están tocando alguna herida emocional no resuelta. Esto, a su vez, nos puede provocar un alejamiento de nuestra pareja, al ponernos en un estado defensivo y sentirnos desconectados e incomprendidos. Cuando tu pareja te diga algo que te haga ponerte a la defensiva, trata de tomar conciencia de este momento y cuestionarte por qué te hace sentir amenazado dicho comentario, ¿qué hay detrás de ese sentimiento que despertó en ti?

Recuerda: cuando alguien nos dice algo que nos confronta es porque, seguramente, hay algo que trabajar en nosotros, y por lo tanto, el comentario que nos están haciendo nos puede beneficiar si nos abrimos a pesar del sentimiento de amenaza. La próxima vez que te suceda esto, inténtalo. Te sorprenderás de los resultados.


#2 Impaciencia ante los defectos del otro


A veces, los errores de nuestra pareja nos molestan, no sólo por la posible recurrencia de estos, sino porque nos reflejan algún aspecto de nosotros mismos. La conocida frase “lo que te choca, te checa” resume perfectamente lo que trato de decirte.


Cuando te moleste algún defecto de tu pareja, trata de ser paciente con ella, pero sobre todo, trata de detectar en qué circunstancias tú cometes ese mismo error. Entre más trabajes en ti mismo el defecto que te molesta de tu pareja, menos te importará verlo en ella.

Por ejemplo, te molesta que tu pareja sea impuntual. Como solución, reflexiona en qué situaciones tú eres impuntual contigo mismo o con otras personas. Trabaja tu puntualidad y verás cómo te dejará de molestar la impuntualidad en tu pareja.


#3 Falta de asertividad en la comunicación


No asumas lo que tu pareja piensa: pregúntale si tienes dudas o si no quedó clara alguna idea. No des rodeos con lo que necesitas y deseas: expresa tus necesidades lo más claramente posible. Cuando sea “sí”, di sí. Cuando sea “no”, no. Expresar de forma clara y sencilla las ideas y sentimientos que llevamos con nosotros es de vital importancia para comunicarnos y conectar emocionalmente con nuestra pareja, pues esto transmitirá a tu pareja, tus ganas de comunicarte con honestidad. Y aunque las ideas que compartas no sean de su entero agrado, a largo plazo, agradecerá tu entera confianza y sinceridad, elementos necesarios para conectar y formar vínculos sanos y fuertes.


#4 Falta de perdón


Muchas veces “perdonamos” pero no olvidamos. Perdonar sí es olvidar, no en un sentido de memoria (eso sería imposible), pero sí en el sentido de “sentir”. El perdón es necesario para cualquier relación, pues eventualmente, alguno de los dos hará algo que lastime al otro. Obviamente, la intención es que esto pase lo menos posible, pero cuando suceda, es necesario el perdón, y un perdón REAL, ese que implica no sólo perdonar con las palabras sino hacerlo con el corazón.


¿Te recuerdas de aquello que hizo tu pareja y que te lastimó, y aún duele? Aún no has perdonado al 100%. A veces será un proceso lento, pero es importante que tengas la intención sincera de querer perdonar. De lo contrario, sólo seguirá avanzando el resentimiento, y eso, es veneno que puede llegar a destruir cualquier relación. Si te falta amor para perdonar, pídelo de arriba, de Aquel que es el Amor y la Misericordia misma.


#5 No saber escuchar


Escuchar verdaderamente —es decir, entender más allá de las palabras— es una de las acciones más complejas y difíciles. Es por eso que el arte de escuchar debemos de practicarlo y buscar mejorar día a día.


Escuchar va más allá de las palabras, es lograr entender lo que aqueja a la persona, y entender la realidad desde su corazón. Ahora, ¿qué puedo hacer para aprender a escuchar mejor a mi pareja? Aquí algunos consejos:


  1. Pon atención a los detalles: En especial cuando te cuente alguna situación que vivió, cómo se sintió, que si le gusta, qué no le gusta, etc.

  2. Cuando esté molesta por alguna actitud tuya, no te molestes. Trata de analizar que hay detrás de esa queja, qué sentimiento hay, qué significa para ella eso que le molestó. La gran mayoría de las veces, no nos molestan las acciones en sí, sino lo que significa para nosotros dicha acción. Ahí es donde entra el punto número 1 sobre la atención a los detalles.

  3. Cuando tu pareja te quiera contar algo que le cueste trabajo, premia su honestidad, hazle sentir que puede contarte cualquier cosa, aún si no es algo en lo que estén de acuerdo.

* * *


No dejes que estos obstáculos logren separarte de la persona que amas. Lo importante es poder reconocerlos para poder superarlos y crecer en comunicación y unión con tu pareja.


Por cualquier duda, puedes buscarme en Instagram: @roypereztorre