5 lenguajes del perdón



Las discusiones en pareja son más comunes de lo que pensamos. En algunos casos, se dan desde el inicio; en otros, después del matrimonio; y en otros, cuando llegan los hijos. Cuando se llega a un punto crítico, puede surgir la tentación de pensar: “creo que me equivoqué con esta persona.” La realidad es que las diferencias son sólo un signo de que somos humanos, de que tenemos costumbres distintas y de que somos únicos e irrepetibles.


Las discusiones pueden subir de tono por momentos, hiriendo al otro por distintas razones. También podemos herir al otro fuera del contexto de una discusión; por ejemplo, por alguna omisión. Por esta razón es muy importante conocer los lenguajes del perdón: cuál es tu lenguaje primario y el de tu pareja. Esto ya que hay distintas formas de pedir perdón, y no todas suelen ser igualmente significativas para ambos.


Los 5 lenguajes del perdón


Si este título te suena familiar, en buena hora, pues lo desarrolló Gary Chapman en su libro “Los 5 lenguajes del amor.” Nosotros, como matrimonio, queremos hacer feliz al otro siempre; pero también existe una tensión, pues estamos lejos de ser perfectos y, en ocasiones, nos herimos.


Esto va a seguir sucediendo por el simple hecho de que somos frágiles y contingentes. Por ello, en lugar de caer en un falso optimismo de que nunca más discutiremos, es importante determinar estrategias para lograr la reconciliación lo más rápido posible. El libro propone 5 lenguajes o formas de pedir perdón:


1. Expresar arrepentimiento


El arrepentimiento se percibe más genuino si se especifica por qué se está pidiendo perdón. Ayuda decir: “perdóname por haber dicho/hecho esto”, en lugar de decir “perdóname” únicamente.


2. Asumir responsabilidad


De poco sirve pedir perdón si luego de ello se culpa a terceros o a circunstancias externas por el daño que hemos causado. Agregar un “pero” al perdón podría simplemente empeorar las cosas.