4 claves para descubrir si estás listo para una relación



Es cierto que debemos trabajarnos a lo largo de nuestra vida, pero hay algunos aspectos que nosotros creemos importante trabajar y definir antes de iniciar una relación de pareja.


1. Fortalece tu autoestima


De ti depende cómo te tratan en una relación: muchas veces no lo vemos así, pero de nuestra autoestima depende todo aquello que permitimos o no.


Las relaciones interpersonales son complejas por sí mismas, pero se vuelven más complejas aún cuando permitimos que nos pisoteen. Esto pasa cuando tenemos una autoestima dañada.


Es muy claro: puedes ver cómo está tu autoestima si tienes en cuenta a tu pareja y el trato que te da. Con una autoestima dañada tendemos a caer en relaciones que nos dañan, y hasta a sentir atracción por ellas.


2. Trabaja en tus heridas


Recuerda que todos los seres humanos tenemos mucho que mejorar, nacemos en una familia o realidad imperfecta, que nos genera heridas; nadie se salva.


Lo que hace la diferencia es qué hacemos con nuestras heridas: si no quieres repetir un patrón o una historia, debes trabajarlas por medio de la introspección.


Una de las mejores inversiones de tu vida será el ir con un especialista. Es un trabajo para toda tu vida, pero antes de iniciar una relación es importante haber trabajado algunas de esas heridas y, sobre todo, identificarlas.


3. Piérdele el miedo a la soledad


Los seres humanos en general le tememos a quedarnos solos. Estar solos en un espacio nos aterroriza. Si pasa esto, frecuentemente buscamos distractores para evadir la soledad: música, series, hablar con alguien o interactuar en redes sociales. Constantemente nos apartamos de la soledad.


No confundamos pasar tiempo a solas haciendo algo (leer, ver series, disfrutar de un pasatiempo) con pasar tiempo en soledad (introspección sin distractores). Es importante perderle miedo a la soledad, a estar con nosotros mismos, a que nosotros mismos seamos suficientes. Porque, si no es así, caeremos en la dependencia emocional y en buscar que el otro supla nuestro miedo.


Generaremos una necesidad de estar con el otro para no estar con nosotros mismos. Además, perdemos la oportunidad de conocernos, y que el otro nos conozca verdaderamente.


4. Ten claro lo que quieres


El último punto (y no por eso el menos importante) es tener claro lo que anhelamos. Nos han hecho creer que debemos conformarnos en el amor, y no es así.


Tendemos a estancarnos con lo que hemos conocido, nos sentimos cómodos y no vamos mas allá. Así caemos en patrones que no nos permiten conocer el amor real. El amor es a lo que hemos sido llamados, nuestra mayor misión. Así que no tengamos miedo de conquistarlo en grande.


Allá afuera hay muchos hombres y mujeres que están en esta misma búsqueda, pero mientras tú no tengas claro lo que anhela tu corazón y salgas de lo que te resulta cómodo, no tendrás la capacidad de verlos (aunque estén frente a ti).


¿Constantemente tus ex tienen un mismo patrón, o tu amiga tiene novios con comportamientos similares? Esto va muy relacionado con no tener claro lo que anhelamos realmente. Encontrar este anhelo requiere de tiempo y sinceridad contigo mismo.


* * *


Recuerda que el trabajo para identificar y sanar tus heridas, y descubrir tus anhelos debe ser diario y para toda la vida. ¡Manos a la obra!


Para más contenido, puedes buscarnos en Instagram: @nandeando