Recurso 23@2x.png
Recurso 18@2x.png

Cuando nos pusimos a pensar qué lema podíamos elegir para que iluminara nuestra preparación para el Matrimonio, nos dimos cuenta de que una Santa nos había venido acompañando a cada uno desde antes de conocernos y, luego, ya estando de novios: Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz.

 

Así, Caro pensó una frase que la marcó en su vida espiritual y se la dijo a Agus, y él la tomó como propia. Desde ese momento, nos acompaña en este hermoso camino.

 

Les compartimos un extracto de su Autobiografía en donde ella cuenta por qué eligió éste como su propio lema de vida:

 

Al mirar el Cuerpo Místico de la Iglesia, yo no me había reconocido en ninguno de los miembros descritos por San Pablo; o, mejor dicho, quería reconocerme en todos ellos... La Caridad me dio la clave de mi vocación.

 

Comprendí que si la Iglesia tenía un Cuerpo, compuesto de diferentes miembros, no podía faltarle el más necesario, el más noble de todos ellos. Comprendí que la Iglesia tenía un corazón, y que ese corazón estaba ardiendo de amor.

 

Comprendí que sólo el amor podía hacer actuar a los miembros de la Iglesia; que si el amor llegaba a apagarse, los apóstoles ya no anunciarían el Evangelio y los mártires se negarían a derramar su sangre.

 

Comprendí que el amor encerraba en sí todas las vocaciones, que el amor lo era todo, que el amor abarcaba todos los tiempos y lugares. En una palabra, ¡que el amor es eterno!

 

Entonces, al borde de mi alegría delirante, exclamé: ¡Jesús, amor mío, al fin he encontrado mi vocación! ¡Mi vocación es el amor!

 

(Santa Teresita del Niño Jesús y la Santa Faz,

Historia de un alma, IX, "Todas las vocaciones")

 

Te invitamos a hacerlo propio a vos también, a conocer más en profundidad a la Santa  y a rezar por nosotros para fundar nuestra nueva familia bajo el patronazgo de Santa Teresita y San José.

Caro & Agu

Fondo Texto 2.png

¡Abrila con el celular!